Cómo fue el fin de la banda de los Relojeros que tuvo a un subcomisario entre sus víctimas

La banda se especializaba en robar y revender relojes de alta gama. Los operativos para arrestarlos estuvieron a cargo de la Policía Federal

Parte de lo incautado a los detenidos
Parte de lo incautado a los detenidos

Usaban una moto, tenían un Volkswagen Cross Up como apoyo y así se movían con libertad por las calles porteñas para cumplir con su cometido: robar relojes de alta gama. Lo que no contaban era con que una de sus víctimas resultó ser un subcomisario de la Policía de la Ciudad, que iba armado y se defendió a tiros. Ese fue el comienzo del fin para la banda de los Relojeros, detenidos por la división Investigación del Robo Organizado de la Policía Federal.

Según informaron a Infobae fuentes de la investigación, en las últimas horas y por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°5, a cargo de Manuel de Campos, secretaría N°116 de Tamara García, se realizaron seis allanamientos en los partidos bonaerenses de Moreno y Marcos Paz para dar captura a tres de los sospechosos de integrar la banda delictiva. Ya había otros tres detenidos.

Acusados de “asociación ilícita y robo agravado”, durante los operativos de las últimas horas en el Oeste del Gran Buenos Aires fueron arrestados, e identificados por las fuentes consultadas, Juan Javier Barrios Brozek, de 43 años, su pareja Nadia Celeste Langru Pino (33) y Diego Martín Velazco (44).

En poder de los últimos tres detenidos que restaba capturar -se supo- encontraron armas, el VW que usaban como apoyo en los robos y, por supuesto, varios relojes de alta gama.

Todo comenzó con una investigación de la fiscalía del Distrito de Saavedra y Núñez, a cargo de José María Campagnoli, secretaria de Facundo Vidal; por una organización criminal dedicada a arrebatar relojes de alta gama en territorio porteño, un botín sumamente específico.

El VW Cross Up que usaba la banda como apoyo
El VW Cross Up que usaba la banda como apoyo

Fuentes de la investigación consultadas por Infobae detallaron que se detectó que la banda de los Relojeros operaba con una moto y un VW Cross Up que les daba apoyo. Fue clave identificar el auto para dar con los posibles miembros de la organización delictiva: incluso uno de ellos tenía antecedentes por robos de relojes de este tipo.

Entre los hechos que se le adjudican a la banda, uno llamó la atención: es que le arrebataron el reloj a un subcomisario de la Policía de la Ciudad. Ocurrió el 28 de agosto pasado y el jefe policial se enfrentó a tiros con los delincuentes.

Casi un mes después, el 25 de septiembre tres de los investigados por la fiscalía a cargo de Campagnoli fueron detenidos por la Policía de la Ciudad, por lo que se pidió al juez De Campos la urgente detención del resto de la organización.

Así, se ordenaron los allanamientos de las últimas horas a la Policía Federal en los que cayó el resto de la banda de los Relojeros. Fueron seis: cinco en Moreno (sobre la avenida Intendente Pagano al 2200 y al 2600; y otros tres en los Edificios 404 y 405 del barrio Las Catonas) y dos en Marcos Paz (Madrid al 900).

La pistola 9 milímetros que les secuestraron a los sospechosos
La pistola 9 milímetros que les secuestraron a los sospechosos

A Barrios Brozek y a su novia los capturaron en su casa de Moreno y les encontraron una pistola marca Bersa Thunder calibre 9 milímetros, modelo Ultra Compact PRO, con numeración suprimida y cinco cartuchos del mismo calibre; dos celulares y el VW Cross Up que daba apoyo a la banda.

A dos cuadras de la casa de la pareja detenida, hallaron a Vilaseco y secuestraron cuatro celulares y tres relojes de diferentes marcas. Al igual que Barrios Brozek y Lagru Pino, Vilaseco quedó incomunicado y a disposición del juez De Campos, acusados por “robo agravado”..

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR