El secuestrador de Maia permanece detenido en una dependencia de la Policía Federal a la espera de su indagatoria

Se encuentra en la sede de la Supertindencia de Investigaciones Federales, en el barrio de Villa Riachuelo. Por el momento, está imputado por el delito de sustracción de menores

Savanz tras ser detenido
Savanz tras ser detenido

Esta mañana, tras un llamado al 911 de una vecina de Luján, el cartonero Carlos Alberto Savanz fue encontrado por la Policía Bonaerense luego de tres días de intensa búsqueda. Junto a él estaba Maia Beloso, la nena de 7 años que había secuestrado después de ganarse la confianza de la menor y la de su madre, ambas en situación de calle a la vera de la villa Cildañez en Parque Avellaneda.

Maia y su captor fueron hallados en inmediaciones de la estación Universidad de Luján del ferrocarril Sarmiento, en una calle de un barrio residencial aledaño. La víctima se encontraba en ese momento durmiendo adentro del cajón de plástico trasero de la bicicleta en la que ambos se trasladaron durante los últimos días. La noticia del hallazgo se viralizó con un video del momento exacto en el que los agentes policiales detuvieron a Savanz y rescatan a la pequeña.

Por el momento, está imputado por el delito de sustracción de menores
Por el momento, está imputado por el delito de sustracción de menores

Una vez arrestado, a Savanz lo subieron a un patrullero y lo trasladaron a una dependencia policial de la ciudad de Buenos Aires. En principio se manejó la posibilidad de alojarlo en una celda de la Alcaidía de la Comisaría Comunal 15, en el barrio porteño de Chacarita. Pero con el correr de las horas se modificaron los planes y el acusado fue finalmente derivado a la Comisaría Comunal 1, ubicada en Suipacha y Santa Fe, en Retiro.

Durante la tarde, fue trasladado una vez más: la policía porteña entregó su custodia a la Policía Federal Argentina, que se ocupó de llevarlo a la sede de la Supertindencia de Investigaciones Federales, en General Madariaga al 6900, en el barrio de Villa Riachuelo.

Si la evaluación psiquiátrica y psicológica lo disponen, la jueza de instrucción Fabiana Galletti definirá la hora y fecha de la indagatoria en las próximas horas. Fuentes con acceso a la causa estiman que será mañana. En la audiencia el acusado deberá dar sus explicaciones. Cabe destacar que cuando se lo llevaron, Savanz aseguró que ni siquiera sabía que lo estaban buscando.

La fiscal nacional en lo Criminal y Correccional 54, Laura Belloqui, lo imputó por el delito de sustracción de menores, aunque la acusación contra Savanz se terminará de definir a partir de dos instancias: por un lado, la revisión médica de Maia por parte del Cuerpo Médico de Mercedes, que determinará la existencia de lesiones de cualquier índole. Y por otra parte, lo que diga la menor en una cámara Gesell.

Probablemente, Savanz también deberá responder por otra causa en su contra. Según pudo confirmar Infobae de fuentes judiciales, en marzo del año pasado había sido denunciado por abusar de una menor de su familia. La acusación la realizó su ex mujer hace aproximadamente un año y la investigación quedó en manos de la UFI Nº 2 de la jurisdicción de Presidente Perón. El cartonero convivía por entonces con la mujer y su familia en la localidad bonaerense de Guernica cuando fue denunciado.

La bicicleta en la que se movilizaron Savanz y la menor
La bicicleta en la que se movilizaron Savanz y la menor

Mientras la investigación avanza, a Maia la llevaron a la sede de Minoridad de la Policía de la Ciudad, en Ecuador 281. Antes, la niña había sido trasladada al Hospital Municipal de Luján, donde permaneció no más de diez minutos, ya que las autoridades del operativo dispusieron que la revisión médica la realizara el Cuerpo Médico Forense de Mercedes. En el hospital le dieron abrigo y un desayuno. La menor está en aparente buen estado general y manifestó encontrarse bien.

Posteriormente fue derivada a la sede del Comando de Patrullas de Luján. En ese lugar se comunicó por teléfono con su madre, Estela. “Empezaron a hablar. La nena estaba shockeada. Primero habló con la tía, después le pasó con la mamá y empezaron a hablar cosas personales. Y le dijo: ¿Cuándo venís mamá? Te extraño y te quiero”, reveló Rodolfo Baqué, abogado de la familia. Unos minutos después se dio el momento más esperado cuando la niña de 7 años se reencontró con sus familiares.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS