Video: así apareció Maia en Luján junto a su secuestrador

La niña de siete años había sido secuestrada el lunes en la Ciudad de Buenos Aires

Maia Beloso, la nena de siete años que era intensamente buscada luego de que su madre denunciara su desaparición en la tarde del lunes, fue encontrada sana y salva en la ciudad bonaerense de Luján, en inmediaciones de la universidad local, a donde se había trasladado la investigación desde este miércoles por la noche.

Fuentes de la investigación informaron a Infobae que fue hallada junto a su captor en la bicicleta en la que se trasladaron ambos durante los últimos días. “Se encuentra en buen estado de salud”, precisaron. Las fuerzas de seguridad incautaron además la bicicleta en la que se trasladaron ambos durante los últimos días, según quedó registrado en cámaras de seguridad de distintos partidos bonaerenses por los que se movilizaron desde este lunes. Cuando lo detuvieron, Carlos Savanz no sabía del operativo desplegado hace tres días para encontrarlos.

Pocos minutos después de la noticia del hallazgo se viralizó un video del momento exacto en el que efectivos de la Policía Bonaerense detienen a Savanz y rescatan a la pequeña de 7 años.

El video fue registrado por un vecino de Luján, un ciudadano venezolano llamado Eloy, quien aseguró estar en el lugar de casualidad y haberse sorprendido al ser testigo de semejante hecho.

“Yo estaba ahí de casualidad. Cuando lo paran, lo empiezan a requisar. En ese momento, se cayó la bicicleta y la nena salió”, comentó el vecino al canal TN.

“El tipo estaba como desorientado, no reaccionaba a lo que le decían. Los policías también estaban sorprendidos, pero actuaron con rapidez. Enseguida, la mujer policía se hizo cargo de la nena, y el hombre policía se encargó de detener a este hombre. Ahí fue cuando me puse a sacar fotos y a filmar lo que ocurría”, completó

Maia había sido vista por última vez el lunes 15 de marzo cerca de las 9 de la mañana en el cruce de la colectora Dellepiane y Larrazábal, en el barrio porteño de Villa Lugano. Ese día por la tarde, su madre -que vive junto a sus hijos en una carpa precaria junto a la autopista Dellepiane en las inmediaciones del asentamiento Villa Cildañez del barrio porteño de Parque Avellaneda- denunció su desaparición en la Comisaría Vecinal 9C e indicó que su hija había salido por la mañana junto a un cartonero identificado como Carlos Savanz, de 35 años, y no habían regresado.

Luego de que el caso tomara notoriedad pública y dada su gravedad, en el transcurso del martes se inició un trabajo en conjunto entre las Fuerzas de Seguridad de la Policía de la Ciudad y de la Policía Bonaerense para dar con el paradero de la menor.

El comienzo de la búsqueda se dio en la villa 20-21, Papa Francisco, Villa 15, Villa 20, Villa Zavaleta, también en en el barrio de Liniers, estaciones de Ferrocarril Roca, Caseros, Guernica y todos los bajopuentes de la Autopista Dellepiane- y continuó por la zona oeste del Gran Buenos Aires y, desde este miércoles a la noche, la ciudad de Luján.

Precísamente, la búsqueda se enfocó en el transcurso del miércoles en la ciudad de la Basílica después de que un comerciante de Luján haya declarado ante la policía haber visto a Savanz y Maia comprar en una frutería de la zona. De acuerdo a la descripción realizada por ese hombre, miembros de la Policía Bonaerense tomaron la hipótesis como creíble y decidieron realizar un ambicioso operativo dentro de esa ciudad.

La imagen de Maia, después de haber sido encontrada en buen estado de salud por la policía
La imagen de Maia, después de haber sido encontrada en buen estado de salud por la policía

Asimismo, en las últimas horas del miércoles, las fuerzas de seguridad habían avanzado con el hallazgo de prendas de ropa que, según la propia madre de la pequeña, correspondían al secuestrador.

Durante un barrido casa por casa en la zona de Luján, se llegó a un tramo ubicado en el kilómetro 151 de la ruta 6, donde efectivos hallaron un buzo que podría ser del secuestrador. La indumentaria fue analizada por los canes especializados de la Policía Bonaerense y luego la propia madre de la pequeña reconoció que ese buzo pertenecía al secuestrador.

Ya entre el martes y el miércoles, los investigadores tenían la sospecha certera de que Savanz no estaba al tanto de que las Policías de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires lo estaban siguiendo.

Carlos Savanz, el secuestrador de Maia, quedó detenido
Carlos Savanz, el secuestrador de Maia, quedó detenido

El propio ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, había afirmado en un primer momento que el hallazgo de la pequeña respondía a una suerte de búsqueda de “una aguja en un pajar”.

Como si fuera poco, los antecedentes de Savanz preocupaban muchísimo a los investigadores: en el transcurso del 2020, el cartonero contaba con una denuncia penal en su contra, radicada en marzo, por abusar de una menor de edad de su familia.

La acusación fue realizada por su ex mujer y recayó en la UFI Nº 2 de la Jurisdicción de Presidente Perón. La mujer había denunciado a Savanz por “tocamientos” a la menor de edad y la causa fue caratulada como abuso sexual simple. Todavía se esperaba que esa pequeña en cuestión pudiera declarar mediante la metodología de la cámara Gesell, un procedimiento clave para los casos en los que intervienen menores de edad.

Una vez conocida la noticia del hallazgo de Maia con vida y en buen estado, la emoción y la alegría se apoderó de todos sus familiares. Su abuela Élida fue la primera en salir a hablar ante la inmensa cantidad de periodistas que se apostaban en la zona donde la familia reside, en Parque Avellaneda.

Habló la abuela de Maia

““Teníamos miedo de que la mate, de no encontrarla, pero por suerte está muy bien”, afirmó Élida.

Y completó: “Maia es muy dada, este señor se la llevó engañada. Mi hija no la regaló. Yo no le voy a decir a nadie que mi hija no se droga, pero a su hija la tenía como una reina”.

Seguí Leyendo: