Denunciaron a un jugador de Estudiantes por violar a una joven que es parte del plantel de hockey del club

La propia víctima hizo la denuncia en una comisaría tras haber participado de una fiesta en una quinta, donde habría ocurrido el abuso sexual. Diego García fue separado provisoriamente del plantel

Acusaron a un jugador de Estudiantes de violar a una joven que es parte del plantel de hockey del mismo club (Twitter: Estudiantes de La Plata)
Acusaron a un jugador de Estudiantes de violar a una joven que es parte del plantel de hockey del mismo club (Twitter: Estudiantes de La Plata)

El jugador de Estudiantes de La Plata Diego García fue denunciado penalmente el viernes por la noche por abuso sexual contra una joven de 21 años, en un episodio que habría ocurrido en una quinta de la localidad bonaerense de Abasto, el miércoles pasado.

De acuerdo con la acusación presentada por la propia víctima, que es jugadora de hockey sobre césped del mismo club, la presunta violación sucedió durante una fiesta a la que asistió “junto a unas amigas”.

Según relató la chica, el plantel del “Pincha” había alquilado el inmueble situado a metros de la Ruta 2, a la altura del kilómetro 52, en el Barrio El Rodeo, para hacer una reunión a la que ella había sido invitada, pero en un momento del encuentro fue agredida por el mediocampista oriundo de Salto, Uruguay.

En su testimonio, explicó que “cuando esperaba dentro de la casa para ingresar al baño” apareció Diego García, que tiene 24 años y es parte del equipo de Primera de Estudiantes, quien la tomó del brazo y la obligó a entrar junto a él.

Según consta en la denuncia, que quedó en manos de la UFI número 15 de La Plata, con competencia de la doctora Cecilia Corfield, en ese momento el futbolista uruguayo “cierra la puerta, la da vuelta, la tira contra la pared, golpeándose el ojo izquierdo” y luego perpetrara la violación.

La acusación, a la que tuvo acceso la agencia Télam, también señala que en un principio la víctima no autorizó el reconocimiento médico legal ni instó la acción penal, sino que fueron sus familiares quienes llamaron a la ambulancia cuando, tras sufrir un ataque de pánico, les contó lo sucedido.

Por su parte, García fue desafectado de la lista de concentrados para el partido del domingo, en el que Estudiantes se medirá ante Racing, por la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol.

El uruguayo tiene contrato con el “Pincha” hasta julio de 2023, luego de que el club platense haya adquirido la mitad del pase, tras acordar con su par vendedor, Boston River de Montevideo.

Diego García firmó contrato con Estudiantes de La Plata hasta el 2023
Diego García firmó contrato con Estudiantes de La Plata hasta el 2023

La palabra del club

Tras la difusión del caso, Estudiantes de La Plata emitió un breve comunicado y confirmó que el jugador fue separado del plantel mientras avanza la investigación:

El Club Estudiantes de La Plata informa que, habiendo tomado conocimiento de la existencia de una denuncia contra el jugador Diego García por presunto abuso sexual, se ha activado el Protocolo Institucional de Acción para la Prevención e Intervención ante situaciones de violencia de género, dando inmediata intervención a la Subsecretaría de Género y Diversidad del Club.

Conforme a ello, se ha resuelto, como medida preventiva, que el jugador no se encuentre a disposición del cuerpo técnico hasta tanto se avance en la investigación del hecho y se esclarezca su situación procesal.

Un hecho que se repite

Este episodio se suma a los de Miguel Brizuela y Thiago Almada, ambos jugadores de Vélez Sarsfield, quienes también fueron imputados por el delito de abuso sexual, en el marco de una causa iniciada a finales del 2020.

En este caso, el hecho habría ocurrido durante otra fiesta que el delantero de esta institución Martín Lucero ofreció el 3 de diciembre del año pasado en una casa que alquiló en el country Camino Real para celebrar un empate con Deportivo Cali que les permitió clasificarse a los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Unos días más tarde, una de las chicas que participó de esa reunión aseguró que, en un momento de la noche, subió a una de las habitaciones de la casa con el mediocampista Almada para tener relaciones consentidas.

Sin embargo, cuando estaban a solas, la joven tomó algo de un vaso y empezó a sentirse mal. Luego, ingresaron a la habitación Brizuela y otra mujer. Y que los tres comenzaron a realizarle distintas prácticas sexuales sin su consentimiento.

La víctima resaltó, además, que jamás había querido incluir a Brizuela en la relación sexual y que las tres personas siguieron adelante con el abuso, aún cuando ella gritaba que no quería continuar.

En un comienzo, ambos jugadores fueron separados del equipo “hasta tanto se resuelvan sus situaciones judiciales”, pero semanas más tarde volvieron a entrenarse con el plantel profesional de Vélez y ya fueron convocados por el entrenador Mauricio Pellegrino para disputar un partido ante Camioneros.

Seguí leyendo: