Neuquén: vecinos quemaron la casa y mataron a un hombre al que acusaban de haber abusado de sus hijas

Su ex pareja lo había denunciado el 30 de octubre, pero la causa estaba en etapa de investigación y no había podido demostrarse su culpabilidad. Detalles nunca comprobados se viralizaron en redes sociales y un grupo de 50 personas decidió impartir “justicia por mano propia”

Gentileza Centenario Digital
Gentileza Centenario Digital

Este jueves, en la localidad neuquina de Centenario, un empleado municipal murió quemado cuando cerca de 50 vecinos le prendieron fuego su casa. El hecho sucedió luego de que se viralizara en las redes sociales que su ex mujer lo había denunciado por abusar sexualmente de sus hijas de 5 y 9 años, causa que aún se encuentra en etapa de investigación y por la que hasta el momento el hombre no había sido detenido.

Según informaron fuentes cercanas al caso, la reacción vecinal se potenció a raíz de la difusión en las redes sociales de detalles que no pudieron ser confirmados sobre los abusos denunciados el pasado 30 de octubre por la ex pareja del hombre quemado.

La víctima, Rigoberto Godoy, residía solo en una casa de la zona de Villa Obrera y no alcanzó a ser rescatado de las llamas tras el incendio iniciado por los vecinos el pasado lunes. Sucede que un grupo de alrededor de 50 personas prendió fuego la vivienda e impidió que la policía y los bomberos pudieran acercarse al lugar para auxiliarlo, según dijeron a la agencia Télam fuentes allegadas a la investigación.

Inclusive, varios efectivos policiales sufrieron heridas por piedras arrojadas cuando se acercaron a la vivienda, al tiempo que se registraron daños materiales en los patrulleros que tripulaban. Además de arrojar piedras, los agresores tiraron ladrillos y escombros y luego prendieron fuego de manera intencional la casa de Godoy. En consecuencia, para cuando la policía y los bomberos lograron atravesar la horda de vecinos enardecidos y sacar a Godoy de la casa, ya había sufrido graves quemaduras en su cuerpo. El hombre fue derivado al Hospital Provincial Castro Rendón de la ciudad de Neuquén, donde falleció el martes a la mañana.

Godoy había sido denunciado por abuso sexual de sus dos hijas, de 5 y 9 años, el 30 de octubre pasado. Por esa razón, la Justicia había ordenado que ambas fueran examinadas por personal médico, que en un primer informe no detectó lesiones en sus cuerpos, indicaron las fuentes consultadas.

Sin embargo, la denuncia trascendió en las redes sociales, el caso se viralizó rápidamente y se le fueron sumando detalles nunca comprobados que llevaron a la reacción de los vecinos, explicaron los informantes.

En declaraciones al diario LM Neuquén, la hermana del fallecido, Marcela Godoy, dijo que “no se entiende lo que hicieron” los agresores y aseguró que ninguno en la familia tuvo “jamás problemas con la Policía ni con los vecinos”. En relación a la denuncia radicada contra su hermano, la mujer dijo desconocerla y agregó: "Si él cometió un delito tenía que pagarlo, pero no de esta manera, para eso tenemos una justicia”.

“Es la justicia la que tiene que proceder en esto. Si nos vamos a regir por la justicia por mano propia, la sociedad va a ser un caos. Así no se resuelven las cosas”, sostuvo.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que el hombre ya había sido denunciado por un caso de abuso sexual el año pasado, pero que había sido sobreseído por falta de pruebas.

La investigación está a cargo de la fiscal de Homicidios, María Eugenia Titanti quien ordenó la autopsia de la víctima y una serie de medidas para recabar información de vecinos del barrio, con el fin de intentar identificar a quienes cometieron el hecho. Hasta el momento no hay imputados ni detenidos en la causa.

Seguí Leyendo:

Brutal accidente en Neuquén: un joven en skate fue atropellado por un auto y voló varios metros por el aire

Extraño robo en Neuquén: un suboficial del Ejército cargó su camioneta con explosivos y los conectó a la batería del vehículo