Silvino Báez, el padre de Fernando, junto a su esposa, Graciela Sosa. (Reuters/Matias Baglietto)
Silvino Báez, el padre de Fernando, junto a su esposa, Graciela Sosa. (Reuters/Matias Baglietto)

A más de un mes del asesinato de Fernándo Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell, su padre, Silvino, contó cómo sobrelleva su vida junto a su esposa Graciela después de haber perdido a su hijo y reveló qué es lo que les preguntaría a los rugbiers acusados por el homicidio.

Durante una entrevista televisiva, el hombre reconoció este domingo que siente un “vació enorme” en su casa cada vez que llega la noche y detalló que “los fines de semana son los días más difíciles" para él y para su pareja porque en esos días siempre estaban “juntos en familia”.

“A la noche, cuando estamos solos en casa, hay un vacío enorme”, aseguró Silvino en diálogo con el programa Mauro Viale en el canal A24. En este sentido, sostuvo que “es difícil ver cuando llega la noche” y su esposa “se va para la pieza de Fernando a ver sus fotos”. "Me rompe el alma ver a mi mujer así”, explicó.

“Estamos casados hace 21 años y estuvimos cuatro de novios. Yo trato de ayudarla para que esté mejor. Es una guerrera, no sé de dónde saca tanta fuerza”, agregó.

Al referirse puntualmente al crimen de su hijo, Silvino reveló qué les diría a los rugbiers que están acusados de haber cometido el homicidio: “Me gustaría preguntarles, como padre de Fernando y como ser humano, por qué hicieron eso”, señaló.

“Ni las bestias pegan cuando uno queda en el piso, estaban endemoniados. Lo mataron como en una jauría, no le dieron ni una oportunidad; ya en el primer golpe lo dejaron nocaut y siguieron pegándole por atrás cobardemente”, lamentó el padre de la víctima.

Con relación a su futuro, precisó que aún no tiene definido junto a su esposa si volverán a Paraguay, país donde nacieron ambos y en el cual viven hermanos de ellos. En este sentido, detalló que todo va a depender de lo que desee la mujer porque lo único que "importa es que ella esté bien”.

“Creo que nadie está preparado para esto. ¿Por qué tanta maldad contra mi hijo? Ellos siguen vivos y pueden ver a sus familiares. Yo no tengo consuelo. Voy a ver una lápida. Me llena de bronca”, cerró.

Cómo sigue la causa

Las novedades en el expediente que determinarán la responsabilidad de cada uno de los ocho rugbiers que se encuentran detenidos y de los otros dos que fueron liberados pero siguen involucrados en el crimen, llegarían recién en marzo, de acuerdo con lo que informaron a Infobae fuentes judiciales.

Para los primeros días del mes se esperan los resultados de la prueba scopométrica que determinaría quién de los acusados fue el que llevaba la zapatilla de lona que dio el golpe mortal a Fernando Báez Sosa. Además, a partir del 16 de marzo estarían los resultados del cotejo de ADN entre las prendas y zapatillas incautadas y las muestras extraídas de la víctima.

Por su parte, la defensa de los rugbiers, a cargo del abogado Hugo Tomei, apeló la prisión preventiva dispuesta para los ocho detenidos por este caso. Por lo tanto, en los próximos días, se espera una resolución por parte de la Cámara de Apelaciones de Dolores con respecto a este tema.

Mientras nada cambie, el próximo 27 de febrero Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Lucas y Luciano Pertossi y Matías Benicelli serán visitados por sus familiares en la cárcel de Dolores.

La recusación de Verónica Zamboni fue otro de los pedidos que realizó Hugo Tomei. El abogado apuntó contra la fiscal del caso por lo que considera “diversas irregularidades en la producción de la prueba del expediente” y planteó que el fin de semana que los rugbiers fueron detenidos no se cumplió correctamente con las formas que establece el Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires.

Para los próximos días se esperan también novedades con respecto a la audiencia en la que iba a tratarse esta recusación, la cual iba a realizarse la semana pasada pero fue suspendida de manera repentina.

Seguí leyendo: