Una chica de 14 años festejaba la Navidad y recibió el impacto de una bala perdida en la cabeza: está grave y detuvieron a un vecino

Ocurrió en Moreno. La familia de la víctima pide su traslado inmediato a un hospital de mayor complejidad

En este hospital se encuentra internada la chica de 14 años
En este hospital se encuentra internada la chica de 14 años

Milagros, una adolescente de 14 años, pelea por su vida tras sufrir el impacto de una bala perdida mientras festejaba Navidad con su familia en la vereda de su casa, ubicada en la esquina Shakespeare y Florencio Varela, localidad bonaerense de Moreno. De acuerdo con el relato de sus familiares, la menor salió pocos minutos después de la medianoche y de un momento a otro se desvaneció. Recién cuando la llevaron hasta el Hospital Mariano y Luciano de La Vega supieron que había sido alcanzada por un proyectil.

Su estado es de extrema gravedad. La bala impactó en la parte trasera de la cabeza, apenas unos centímetros arriba de la nuca. Debido al lugar en el que quedó alojada, los médicos del sanatorio resolvieron no intervenir quirúrgicamente a la adolescente porque podría perder la vida. Es por esto que la familia de Milagros pide que autoricen el traslado a un hospital de mayor complejidad para que puedan extraer el proyectil. Por lo pronto, sigue internada con respirador artificial y su pronóstico es reservado.

Horas después, la policía detuvo a un vecino de 60 años identificado como José Pinto Barreto y le secuestraron un arma que será peritada en las próximas horas para saber, según ordenó la fiscal del caso, Luisa Pontecorvo, titular de la UFI Nº3 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez.

No fue el único drama que tuvo que sortear la familia de Milagros. Según denunció la familia, la menor tuvo que permanecer casi 24 horas en una camilla de la guardia porque no había lugar. Gabriel es el papá de la adolescente y estaba en Santiago del Estero cuando se enteró de lo que le había pasado a su hija. “Un vecino me golpeó la puerta y me dijo a que mi hija le habían pegado un tiro. Yo no lo podía creer. Empecé a buscar cómo viajar pero no encontré vuelo. Recién conseguí un micro y llegué ayer por la tarde. Es una sensación rara. Todavía no la pude ver. Lo único que sé es que no la pueden operar porque la bala está alojada en un lugar peligroso. Ponemos la esperanza en Dios”, dijo el hombre.

Hernán, el tío de la víctima, insistió por su parte, que las autoridades autoricen el traslado inmediato para que la operen cuanto antes, aseguró que no sabe mayores datos del vecino detenido y dijo que es la primera vez que en el barrio ocurre algo así. “Debemos esperar ahora el nuevo parte médico. Mucho más no sabemos”, señaló.

Seguí leyendo



TE PUEDE INTERESAR