El jefe de la Policía Federal de Santa Fe que denunció haber sido víctima de un ataque mafioso cuando se trasladaba a bordo de su auto por la autopista Buenos Aires-Rosario, será removido de la fuerza de seguridad luego de que trascendieran las pericias que contradicen su relato.

Si bien la Policía Federal no fue notificada, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, avaló la evidencia de las pericias  y confirmó la sanción sobre Mariano Valdés (51). "¡La verdad no se tapa!, este mentiroso disfrazado de policía será removido inmediatamente de la institución. La pericia confirmó que el comisario Valdés de la PFA no sufrió un intento de robo sino que el disparo fue desde adentro de su vehículo", anuncio Bullrich a través de su cuenta de Twitter.

El pasado 9 de septiembre trascendió que el auto en el que se dirigía el jefe de la Policía santafesina, acompañado por Roxana González (27) -también miembro de la fuerza de seguridad-, había sido atacado a balazos por delincuentes.

En principio, tanto Valdés como su acompañante describieron que, mientras se encontraban dentro de un auto Ford Focus gris, fueron emboscados y atacados desde otro auto en la banquina del km 258 de la autopista, a la altura de la localidad de Fighiera. Valdés dijo que se había detenido para cambiar la yerba del mate y justo en ese momento fueron baleados por integrantes de una camioneta de doble cabina, aparentemente negra.

El relato de los policías indicaba que dos hombres encapuchados se asomaron por las ventanillas y, sin mediar palabras, iniciaron un ataque disparando con armas de fuego. Los policías dijeron haber respondido con sus armas reglamentarias y creyeron haber herido a uno de los "sicarios".

Tanto Valdés como la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguraron en su momento que se trató de un ataque mafioso cuyo único objetivo era el de asesinar al jefe de la delegación santafesina. Sin embargo, a lo largo de las últimas horas, se confirmó que el comisario mintió en su denuncia.

El vidrio baleado
El vidrio baleado

Es que, de acuerdo a las pericias médicas realizadas sobre el cuerpo de Valdés, al menos una de las heridas no se condice con la hipótesis de un ataque a balazos desde un vehículo a otro.

Los representantes del Ministerio Público de la Acusación indicaron que en la zona de la ingle del comisario se halló una aureola de ahumamiento, un factor que suele generarse cuando el disparo se efectúa desde una mínima distancia del cuerpo. Por eso, para validar los testimonios de Valdés y de González, "se debería pensar que el asaltante metió la mano por la ventanilla adentro del auto y disparó allí cuando había dos policías armados".

El Ford Focus en el que se trasladaba el comisario
El Ford Focus en el que se trasladaba el comisario

"Teníamos distintas hipótesis, en la ciudad de Santa Fe se había cambiado a un grupo de policías que tenían malas prácticas. Se había mandado al comisario Valdés a hacer un reemplazo", expresó Bullrich sobre el giro que tomó la investigación, en diálogo con TN. "En ese tiempo hubo muchos operativos contra el narcotráfico y se pensó que podía ser una respuesta de aquellos policías echados", agregó.

Sobre los resultados de las pericias médicas, la ministra manifestó que "frente a esta circunstancia que se aclaró, nosotros hemos respondido de manera inmediata sacando al comisario de la fuerza". En tanto, al respecto de González, la policía que acompañaba a Valdés, Bullrich declaró que se está "investigando si hay presión o convivencia". "No sabemos si fue la mujer que iba adentro del auto".