Ministerio de Seguridad de la Nación
Ministerio de Seguridad de la Nación

Dos hombres fueron aprehendidos en la provincia de Salta, luego de que fuerzas de seguridad detuvieran el camión en el que se trasladaban y encontraran 285 kilos de cocaína escondidos en el. El operativo no fue accidental, sino que se dio en el marco de una investigación desarrollada en conjunto entre el Ministerio Público Fiscal de Salta y la Gendarmería Nacional.

Los detenidos están acusados de integrar una organización narcocriminal que recibía la droga en la frontera, cerca de la ciudad de Tartagal, para luego transportarla a Buenos Aires. Los detenidos serían el jefe de la banda y su chofer.

Para llevar a cabo el tráfico de los estupefacientes, la banda reclutaba a baqueanos que los trasladaban a través del monte para luego, en coordinación con otros hombres, embutir la droga en camiones.

La investigación comenzó el año pasado cuando Gendarmería le informó a la Fiscalía Federal Nº1 de Salta, a cargo de Ricardo Toranzos, sobre la existencia de una organización criminal que recibía la droga en la frontera y la transportaba a Buenos Aires.

El pasado lunes, la sección Antidrogas de Salta informó a la patrulla fija de la localidad de El Naranjo  que esté alerta ante la potencial aparición de un camión con acoplado que sería utilizado para el tráfico de cocaína.

Pasadas las dos de la tarde, en el kilómetro 1438 de la Ruta Nacional Nº34, Gendarmería comenzó a controlar a todos los camiones que transitaban la zona hasta dar con el vehículo señalado, que se dirigía desde Pichanal hacia la localidad santiagueña de 7 de Abril.

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación informaron que durante el operativo, el conductor del camión se encontraba visiblemente nervioso y ante cada pregunta de los gendarmes consultaba con su acompañante antes de responder. Estos gestos llamaron la atención de los efectivos que, al  revisar el camión y su acoplado, descubrieron que las cubiertas del eje central del remolque estaban más rígidas que las demás y sonaban distintas al ser golpeadas. Con la presencia de un perro detector de drogas, el animal detectó con su olfato una anomalía en las ruedas del vehículo.

En efecto, al abrirse las cubiertas Gendarmería encontró 276 paquetes rectangulares envueltos en cinta de embalar ocre, amarillo y azul, varios con la insgnia de Ferrari,  los cuales –tras ser analizados- dieron positivos por cocaína. 285 kilos de ella. Por esa razón, se detuvo a los dos hombres.

Según el Ministerio, la banda narco traía la cocaína desde Bolivia, la acopiaba en la localidad salteña de Coronel Cornejo y la transportaba hacia Esteban Echeverría, provincia de Buenos Aires, donde finalmente sería comercializada al menudeo.

En paralelo, el Juzgado actuante ordenó el allanamiento de seis domicilios, uno en Cornejo y los otros cinco en Salvador Mazza, donde residía el líder de la organización detenido sobre la Ruta Nacional N° 34, en el que se incautaron 800 dólares, 105.500 pesos en efectivo, un arma de fuego, un cargador y municiones, entre otros elementos de interés para la investigación.

Seguí leyendo: