La banda de "El Polaco" encuentra sus orígenes en el barrio 20 de Villa Lugano, a escasos 550 metros del barrio papa Francisco, sitio en el que toda la organización fue detenida tras ser investigada y acusada por narcotráfico.

La policía de la ciudad de Buenos Aires detuvo a 11 personas que integraban el grupo que operaba dentro del barrio y se dedicaba a la venta de estupefacientes. Fuentes policiales aseguraron que los líderes de la organización habían accedido a los beneficios de viviendas sociales, las cuales usaban como búnker para comercializar las drogas.

La división Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 8 comenzó esta investigación hace varios meses. Allí constataron que este grupo delictivo lleva una larga trayectoria delictiva dedicada al robo y a la venta de droga.

El año pasado, cuando se inauguró el barrio papa Francisco, los delincuentes se mudaron a tres departamentos que aún no se habían estrenado. "Desde allí, a través de los balcones, tiraban las bolsas con droga hacia un patio interno, como parte de un sistema de venta y distribución", especificaron fuentes cercanas a la investigación.

Las tareas investigativas las tuvo a cargo Matías Vila, de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas n°34, quien ordenó los allanamientos en donde los efectivos policiales lograron detener a las 11 personas.

Allí encontraron cocaína, marihuana, balanzas de precisión, gran cantidad de dinero, 29 celulares robados y una pistola calibre .45 con la numeración limada.

Uno de los involucrados tenía pedido de captura por un intento de homicidio. Este delincuente, según revelaron las fuentes policiales, había apuñalado a un hombre que lo había denunciado años atrás por robo.

Asimismo, otro integrante de la banda, apodado "Marito", logró ser detenido luego de que se escapara descolgándose por un balcón hacia otro departamento donde también había colaboradores de la organización. La policía logró capturarlo del otro lado cuando intentaba subirse -armado- a un vehículo.

Los allanamientos se hicieron simultáneamente en los tres departamentos que la banda ocupaba en dos de los bloques del complejo. También se allanó una casa en el barrio Piedrabuena, lugar en el que poseían otro punto de venta y distribución.

A pedido del fiscal Vila, el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas n° 26 a cargo del doctor Norberto Tavosnanska dispuso la prisión preventiva para cinco de los detenidos, mientras que el resto esperará el juicio en libertad.

Seguí leyendo: