"Si me volviera a pasar, lo haría de nuevo porque soy policía". Lo dijo Mauricio Gauna, de 39 años, el efectivo que este martes enfrentó solo a cuatro delincuentes en un auto en el que escapaban luego de asaltar una pizzería en el barrio porteño de Retiro.

Luego de ser condecorado por su desempeño, el agente explicó: "Fue un procedimiento muy bueno y tuve suerte porque cuando me paré delante del auto no sabía que el arma que tenían era una réplica".

Sobre el hecho que lo tuvo como principal protagonista, Gauna relató: "Vi a las personas pidiendo ayuda porque cuatro delincuentes los habían robado y mi desesperación fue por ayudarlos. En ese momento uno quiere hacer algo bien para que la gente se sienta bien".

Y luego señaló: "Tenía el temor que aceleraran el auto; ellos seguro que no querían ir presos, pero yo me sentía seguro de que tenía dominada la situación. Fue poco habitual que cuatro delincuentes se quedaran quietos. Pero ellos vieron mi seguridad y entendieron la situación de que habían perdido".

Consultado sobre su historia como efectivo, contó que hace 19 años que es policía y que nunca habían estado en una situación como la que se conoció el martes: "Estas cosas suelen pasar cuando estás de franco. Para los que vivimos en Provincia, cuando los ladrones saben que sos policía, te quieren matar".

Para finalizar, sostuvo: "Tengo un hijo de cinco años y espero que se sienta orgulloso de mí y que cuando vea este video sepa que su papá lo quiere mucho y quiere ir todos los días a su casa para verlo".

El hecho ocurrió este martes por la tarde cuando los integrantes de "La banda de los nenes" que operaba en la zona fue detenido luego de que entrara a robar una pizzería ubicada en Marcelo T. de Alvear al 1200 en el barrio porteño de Retiro valiéndose de una pistola falsa.

En su intento de fuga, a bordo de un Honda Civic color gris, fueron interceptados en Talcahuano y Córdoba por Gauna, que con su arma reglamentaria los apuntaba.

Tras unos minutos y ante la firme posición del policía y ante la llegada de más patrulleros al lugar, los cuatro delincuentes descendieron del rodado y fueron detenidos.

Entre sus pertenencias se secuestró la réplica del arma de fuego, $6.000 en efectivo, varios celulares y un reloj que fueron recuperados por las víctimas del asalto al local.

Seguí leyendo: