Las imágenes del video en el que una maestra de una guardería de La Plata maltrata y agrede a una bebé de 4 meses todavía generan conmoción e indignación en la comunidad. Asimismo, lo que en los primeros días provocó tristeza e ira mutó hacia un reclamo de endurecimiento y rapidez en el accionar de la justicia. Sin embargo, el propio fiscal de la causa, Marcelo Romero, indicó que el estremecedor video no resulta prueba suficiente como para que se pueda aplicar una imputación por "tentativa de homicidio" contra la docente acusada.

El hecho ocurrió una mañana de octubre de 2018 en la guardería "Aventuras en Pañales" y quedó registrado con una de las cámaras de seguridad de la entidad. Allí, se ve a la docente de iniciales P.G. maltratando durante varios minutos a una bebé de 4 meses llamada Pilar. En el video se pueden percibir zamarreos, golpes y hasta cómo la mujer le pone una manta o toalla encima de la cara a la niña, con la intención de que dejara de llorar.

La madre de la pequeña, Carolina Penzi, declararía luego que al retirar a su hija ese día de la guardería, la notó con lesiones en el rostro y en los brazos y con síntomas de haber sufrido algún tipo de asfixia.

La progenitora decidió el viernes hacer pública la historia: relató lo sucedido siete meses atrás y hasta hizo públicas las imágenes de video en el que se perciben las vejaciones. Luego, una vez que el caso explotó en la opinión pública, tanto ella como su marido Juan Manuel exigieron que la causa sea caratulada como "tentativa de homicidio" y pidieron velocidad en el accionar de la justicia.

El maltrato se produjo en octubre de 2018
El maltrato se produjo en octubre de 2018

Así, el fiscal del caso, Marcelo Romero, apareció en las últimas horas para aclarar algunos puntos sobre el hecho y advirtió que en los próximos días podrá concretarse una imputación bajo esa misma carátula.

"Me gustaría destacar que por ahora no hay una carátula por 'lesiones leves', como se dijo en diferentes medios. 'Lesiones leves' es el informe médico legal al que llegó el perito forense que atendió a la nena. No es la carátula de la causa", afirmó Romero, en declaraciones al periodista Jonatan Viale en radio La Red.

"Todavía no hay imputación justamente porque la misma puede llegar a ser muy graveAhora, para caratular como 'tentativa de homicidio' ante el juez al que le tengo que hacer la petición, tengo que probar el dolo de querer matar y de que la imputada no pudo hacerlo por causas ajenas a su voluntad", agregó.

Es así que el video, por más contundentes que sean las imágenes, no termina de consolidarse como un elemento probatorio definitivo para caratular la causa como "tentativa de homicidio".

"No alcanza con un video, por más terrible que sea. Por eso es que hay que reunir otros elementos de convicción, otras evidencias o lo que habitualmente se llama prueba. Eso lamentablemente demora", detalló el fiscal.

El fiscal Marcelo Romero
El fiscal Marcelo Romero

Romero aseguró haber recibido cientos de llamados en las últimas horas. La mayoría de ellos muy críticos y pertenecientes a personas indignadas por la demora de siete meses para incluso poder caratular la causa. Si bien la maestra fue separada de su cargo, todavía se encuentra en libertad y con la posibilidad de trabajar en otra institución.

"Yo a la madre la comprendo de cabo a rabo. Yo también soy papá (…) El video es fuerte y eso lo entiendo no solo como fiscal, sino como hombre y como padre. Pero tengo que encasillar esa conducta dentro del catálogo del código penal", afirmó Romero.

"No puedo pedirle a un juez de garantía un pedido de detención o un procesamiento de causas graves de forma arbitraria y temeraria. Porque el juez, obviamente me va a decir que no, primero, y se va a molestar, porque va a pensar que le estoy tirando la responsabilidad a él y yo sacándomela de encima. El fiscal es el que tiene que probar el dolo, la responsabilidad y ahí hacer la imputación. Tarda, es molesto, y esto irrita a la víctima. Lo entiendo", completó.

El fiscal Romero abrió la posibilidad de que una vez que se avance con la causa, también puedan caber sanciones y responsabilidades dentro del cuerpo directivo de la guardería "Aventuras en pañales".

"Como fiscal, tengo que probar la responsabilidad del autor, del coautor, del cómplice, del encubridor, todo el abanico. En este caso la responsabilidad se puede abrir, por supuesto. Si no, ¿para qué había cámaras en el jardín? Para controlar. ¿Quién controlaba? ¿Las controlaban como se debía?", aseguró.
Se espera que haya novedades sobre el avance de la causa en el transcurso de la próxima semana.

SEGUÍ LEYENDO: