En los últimos días, una pareja notó que entre sus ahorros faltaba dinero. Concretamente, $21 y USD 450. Les llamó la atención porque durante los momentos de ausencia en la vivienda solo había estado la empleada doméstica. Pensaron entonces en preguntarle, pero antes de hacerlo decidieron poner una cámara oculta para despejar cualquier duda.

Escondieron un teléfono celular en una caja que tenía un pequeño agujero. A la vez dejaron una importante suma de dinero para ver si la mujer lo tomaba. Su idea fue mirar las imágenes de la cámara que enfocaba al living del departamento desde la calle y atrapar a la mujer in fraganti.

Finalmente, la filmación confirmó su sospecha. A través del teléfono, vieron que la empleada primero revisó una caja vacía en la que solían guardar una billetera con plata y luego, al no encontrar nada, buscó en otra caja de madera en la que sí había efectivo.

Al advertir los movimientos extraños con sus pertenencias, los propietarios dieron aviso de inmediato a efectivos de la Comisaría Vecinal 14 B de la Policía de la Ciudad que se encontraban realizando tareas de despliegue territorial en la esquina de Gorriti y Ravignani.

La pareja, por medio de su celular, les mostró a los oficiales lo que estaba sucediendo en su casa en vivo y en directo.

Ante esta situación, los uniformados junto a la víctima y dos testigos ingresaron al departamento en cuestión, ubicado en Gorriti al 5800, en el barrio de Palermo, y detuvieron a la mujer, que tenía en su poder la caja que contenía 5.200 dólares en efectivo.

La imputada fue llevada a la dependencia de la Policía de la Ciudad correspondiente y la causa recayó en la Fiscalía Criminal y Correccional N° 62, a cargo del doctor Ariel Yapur.

SEGUÍ LEYENDO: