La camioneta Chevrolet conducida por Néstor Moyano en donde murieron nueve personas, cuatro de ellas niños
La camioneta Chevrolet conducida por Néstor Moyano en donde murieron nueve personas, cuatro de ellas niños

El relato de los testigos que presenciaron el accidente ocurrido en el cruce de la Ruta Nacional 7 y la Ruta Provincial 51, a la altura de la localidad de San Antonio de Areco y que les costó la vida a nueve personas, cuatro de ellas niños, señalaron que gran parte de la responsabilidad del accidente fue de Néstor Adrián Moyano. El hombre de 32 años, oriundo de Rafael Castillo, que manejaba la camioneta Chevrolet S10 que llevaba a bordo a 16 pasajeros, incluida su mujer, Natalia Cejas, quien sobrevivió. Ella, en el hospital en San Antonio de Areco, les dijo a varios de sus familiares que su esposo iba a gran velocidad cuando fueron chocados por el camión Volvo manejado por Juan Ignacio Batalla, el otro protagonista en esta historia.

Si bien el fiscal de la UFI 4 de Mercedes, Lisandro Masson, a cargo de investigar el hecho, espera el resultado de las pericias accidentológicas para determinar las circunstancias del hecho. Hay ya algunos elementos comprobados en el expediente que irían en línea con los testigos y apuntarían a que el responsable de la tragedia fue Moyano, uno de los nueve fallecidos.

El conductor del camión salió ileso
El conductor del camión salió ileso

Según dijeron fuentes judiciales a Infobae, "hay un dato objetivo de la realidad, que es que la prioridad de paso la tenía el camionero Batalla porque él iba por ruta nacional, mientras que la camioneta circulaba por la ruta provincial".

Hay otro detalle. Antes del cruce, hay dos señales que les indican a los conductores que van por la Ruta 51 que deben darles prioridad a aquellos que vayan por la Ruta Nacional 7. Algo que -señalaron las fuentes- no hizo el conductor de la Chevrolet S10. "Esto es un elemento que a priori beneficia al camionero", precisaron a Infobae las fuentes.

Por eso, la Justicia resolvió otorgarle la libertad a Batalla luego de notificarlo de la causa, pero le advirtió que deberá presentarse cuando sea requerido. "No quedó demorado, ni aprehendido, ni detenido. No tiene restricciones de volver a su domicilio pero seguirá involucrado al expediente", agregaron las fuentes, quienes aclararon que para este caso la carátula "debería ser la de homicidio culposo múltiple".

Entre otras cosas, remarcaron también "el arduo trabajo que se realizó con los heridos y los familiares de los nueve fallecidos por parte del Centro de Asistencia a las Víctimas".

De las 16 personas que se trasladaban en la camioneta fallecieron nueve, cinco adultos y cuatro menores, entre ellos dos bebés de un año y diez meses respectivamente, quienes fueron lanzados al asfalto. Los siete ocupantes restantes fueron trasladados al hospital de Carmen de Areco.

Batalla tiene 30 años, es oriundo de la localidad pampeana de Vértiz aunque vive en la ciudad de General Pico, a donde ya puede regresar. Después del choque resultó ileso: quedó en estado de shock al costado de la ruta. Moyano, el conductor de la Chevrolet, salió eyectado por el parabrisas y murió en el acto.

SEGUÍ LEYENDO