Asesinado a golpes en la cabeza. Así encontraron a un ciudadano estadounidense este martes en una vivienda de la localidad sanjuanina de Sarmiento. Al hombre, identificado como Jesse jay Cieslicki (37), lo atacaron brutalmente con la pata de una mesa.

En la casa, ubicada a 60 metros de la Ruta Nacional 40 y cerca del límite con la provincia de Mendoza, se encontró además a una adolescente durmiendo en una de las habitaciones. El joven, cuya relación con la víctima aún se desconoce, fue trasladado a un centro de salud para determinar si estaba bajo los efectos de alguna sustancia.

Autoridades judiciales intentan establecer la causa de la muerte. El juez Benito Ortíz inspeccionó la vivienda e informó que encontró una escena de "mucho desorden, lo que podría significar que hubo una pelea". Por su parte, la fiscal Claudia Salica reafirmó que se está considerando a su vez la hipótesis de un asalto seguido de crimen.

La escena fue descubierta por un chacarero de la zona, quien decidió ir a su casa junto con un vecino de Cieslicki luego de que este no se presentara a una reunión que habían pactado. Al encontrarse con la escena, dieron aviso al 911.

Cieslicki con sus hijos.
Cieslicki con sus hijos.

Fuentes policiales indicaron que por la muerte se busca a dos sospechosos que fueron vistos merodeando por la zona. Por el momento no fueron hallados. Además, en un rastrillaje posterior realizado en las inmediaciones de la casa, agentes encontraron objetos que no pertenecían a Cieslicki.

El ciudadano estadounidense "era más argentino que otra cosa", asegura un familiar. Hijo de padres argentinos, Cieslicki nació en Miami y regresó al país para dedicarse al negocio del campo: arrendaba terrenos y vendía fardos para forrajería en Sarmiento. Había conformado una sociedad en 2005 junto a su padre, Carlos Constantino, fallecido hace dos años, y una tía. También era ciudadano argentino y tenía un DNI nacional. 

Cieslicki estaba en pareja y tenía dos hijos. Su madre y su hermana "están en Estados Unidos", afirma otro miembro de su familia. Un artículo del sitio Huarpe apunta a un presunto consumo de estupefacientes y varias deudas. Su perfil comercial no revela números en rojo, tanto en cuentas bancarias como en tarjetas de créditos o cheques rechazados. 

SEGUÍ LEYENDO