El hecho ocurrió el sábado en un supermercado chino de La Matanza. Un hombre que se ocultaba tras un gorro y lentes oscuros, realizó una compra pero antes de abandonar el local, volvió sobre sus pasos y sin mediar palabra le disparó en la mano al cajero, un joven oriental de 23 años. Pocos días antes habían sido amenazados a través de una nota que alguien arrojó por debajo de la puerta.

La escena tuvo lugar el sábado por la tarde, a plena luz del día y en presencia de varios testigos. A las 17:26 según registró la cámara de seguridad del supermercado chino "El Remanso", ubicado en calle Mosconi 1498 esquina Bolívar de Lomas del Mirador, un hombre de campera deportiva, con un diario bajo el brazo, gorro y lentes oscuros, se disponía a pagar una compra.

Hasta ese momento todo parecía normal. El supuesto cliente pagó, puso en una bolsa de plástico lo que acababa de comprar, esperó por su vuelto, pero tras hacer dos pasos en dirección a la puerta, descubrió sus verdaderos planes. Giró, sacó un arma y le disparó a menos de un metro de distancia al empleado que acababa de atenderlo.

Según se ve en el video de la cámara de seguridad la víctima tarda en reaccionar, en tanto otras tres empleadas aparecen en escena. Hasta el lugar se acercaron efectivos del Comando Patrulla Norte y de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, quienes se entrevistaron con la víctima, un joven de 23 años, de nacionalidad china.

El joven fue derivado al Hospital Santojanni, donde recibió las primeras curaciones y según pudo saber Infobae actualmente se encuentra estable. Lo curioso, según expresaron fuentes cercanas a la investigación, es que la víctima a pesar de sufrir una herida de arma de fuego, no quiso realizar la denuncia.

Las mismas fuentes dejaron saber que pocos días antes, el pasado lunes 4, alrededor de las 3:30 hs. alguien había dejado un papel por debajo de la puerta del supermercado "El Remanso". El escrito estaba en chino y le daba al dueño un plazo de tres días para pagar 30.000 dólares o volverían para matarlo, adjuntando un número de teléfono.

El caso quedó en manos del fiscal Adrián Arribas, titular de la UFI Nro. 12 del Dpto. Judicial La Matanza, quien pidió las testimoniales de los testigos presenciales del hecho, así como también que se analice el material surgido de las cámaras de seguridad.

SEGUÍ LEYENDO