Alberto Walter Brauton Steimbach, el contador que se encontraba prófugo tras ser condenado a 40 años de prisión por abusos sexuales y que fue detenido el martes pasado en Bolivia, arribará este viernes al aeroparque metropolitano Jorge Newbery y luego será trasladado a la fiscalía de Morón que interviene en esta causa para prestar declaración.

Brauton Steimbach fue apresado luego de una extensa investigación que comenzó con la Policía de la provincia de Buenos Aires y en la que luego colaboraron Policía Federal Argentina e Interpol, entre otras fuerzas.

El hombre era intensamente buscado por la Justicia desde 2013 luego de evadirse tras haber conseguido el beneficio de salidas transitorias, otorgado por el juez Humberto González, del TOC N° 2 de Morón.

La investigación que permitió su detención, coordinada por el fiscal Claudio Oviedo, constó de 10.000 horas de escuchas telefónicas y más de 20 allanamientos.

En la causa también participaron la Policía de la provincia de Buenos Aires y colaboraron el Servicio Penitenciario provincial e Interpol, a través de sus agencias en Brasil, Bolivia y Argentina.

El prófugo, de 47 años, fue detenido en las inmediaciones de la calle San Marcos entre Betanzos y esquina La Paz de la ciudad boliviana de Potosí y no opuso resistencia.

Tras su captura, fue expulsado de aquel país y trasladado vía terrestre a la provincia de Salta, desde donde será traído en avión hasta la ciudad de Buenos Aires.

Al llegar a la Capital Federal, Brauton Steimbach prestará declaración en sede judicial ante el fiscal Oviedo y más tarde será derivado a una cárcel de máxima seguridad, donde quedará alojado.

Además de este instructor judicial, interviene en la causa el Juzgado en lo Correccional Nº 5 del Departamento Judicial Morón, a cargo de la Dra. Graciela Angriman.