El episodio ocurrió esta madrugada (Maximiliano Luna)
El episodio ocurrió esta madrugada (Maximiliano Luna)

Apellido por apellido, sigilosamente y casi sin llamar la atención, así iban siendo llamadas las madres, hermanas o esposas de los presos de la Comisaría Tercera Transradio de Esteban Echeverría para notificarlos del estado de salud de su familiar después del violento intento de fuga y el incendio que se originaron esta madrugada en ese lugar que dejó como saldo cuatro muertos y al menos 10 heridos.

Los vecinos y los pocos parientes apostados en las inmediaciones de la dependencia policial miraban con desconfianza la fachada del edificio y el numeroso cordón policial que se armó para evitar algún enfrentamiento. Algunos con el DNI en la mano y con cierta timidez, acaso temor, se acercaban a la entrada para enterarse de qué había pasado. La incertidumbre reinaba en el lugar y salvo lo que transmitieron las autoridades, no se sabía cómo ni por qué ocurrió.

En esas condiciones está la comisaría (Maximiliano Luna)
En esas condiciones está la comisaría (Maximiliano Luna)

La versión oficial señala que un grupo de presos intentó fugarse y al ver frustrado su plan prendieron fuego colchones. Ocurrió en la madrugada de hoy después de que algunos reclusos intentaran forzar una reja para escapar. Los guardias trataron que cesaran en el intento y dieron aviso a sus superiores.

En pocos minutos llegaron unos diez móviles para frustrar el intento de fuga y se desató la furia. Los detenidos pusieron los colchones junto a la reja y entre ellos se habría iniciado una discusión sobre si incendiarlos o no. Finalmente lo hicieron y dejaron, además de los cuatro muertos, al menos 10 heridos, algunos con quemaduras y otros intoxicados por inhalar el humo.

Según aseguraron fuentes de la investigación a Infobae, los muertos fueron identificados como Rogelio Eduardo Ocampo, de 59 años y preso por homicidio agravado; Juan bautista Lavarda (59); Jorge Luis Ramírez (30), ambos capturados por estafa; y Aaron Jeremías Rodríguez, un joven de 19 años, señalado como uno de los que organizó el intento de fuga en complicidad con Walter Gabriel Barrios (21), otro recluso.

Algunos familiares se acercaron para saber qué había pasado (Maximiliano Luna)
Algunos familiares se acercaron para saber qué había pasado (Maximiliano Luna)

Oficialmente informaron que en la comisaría había 27 presos, de los cuales 21 estaban a punto de ser trasladados a alguna unidad del Servicio Penitenciario. Muchos de ellos estaban hace meses y según denunciaron familiares con los que Infobae habló, el número era mayor. "Son dos celdas y un calabozo pequeño. Duermen de parado. Es terrible como los tienen. Yo estuve ayer visitándolo a mi hermano y juro que había más de 40", contó Mariel, que a pesar de que su familiar se había salvado, se acercó a la dependencia para saber qué novedades había. "Lo vi salir con con el hollín en la cara y me hizo el pulgar hacia arriba. Así que sé que está bien. No he podido ir al hospital a visitarlo porque los tienen incomunicados pero sé que está sano y salvo", dijo la mujer aliviada. Otra mujer, cuyo hijo sólo resultó herido y que reservó su nombre, contó que en las celdas "entra gente todo el tiempo". "Esto siempre pasó. No es nuevo y era obvio que iba a terminas así", resaltó.

El testimonio de Mariel refleja una vieja problemática: presos en comisarías por un período que supera holgadamente lo debido y con un número que supera la capacidad de alojamiento.

El gran cordón policial impuesto frente a la comisaría para evitar enfrentamientos (Maximiliano Luna)
El gran cordón policial impuesto frente a la comisaría para evitar enfrentamientos (Maximiliano Luna)

Martín Segura es abogado de uno de los detenidos que se salvó de morir quemado. "Mi defendido como todos tuvo que encomendarse a Dios y no al Estado como es lo que correspondía. Son más de 30 detenidos en esta comisaría y así pasa en todas las dependencias de la provincia de Buenos Aires y la justicia que en lugar de permitir que la prisión preventiva deba ser una excepción hoy es la regla. Ante la mínima duda se le dicta a un sospechoso la prisión preventiva. Mi defendido está alojado acá desde abril a la espera de que se habilite una celda en otra unidad", contó el letrado.

Las quejas de los familiares y del abogado sobre ese edificio policial donde ocurrió la tragedia tienen sustento. De acuerdo con fuentes oficiales consultadas por Infobae, la comisaría estaba en funcionamiento pese a que el juez Mafucci Moore  había dictado una orden de clausura que inhabilitaba los calabozos. Los propios jueces y fiscales del departamento judicial de Lomas de Zamora, pese a los reiterados requerimientos de las autoridades policiales y Ministeriales, "son quienes remiten los presos a las comisarías clausuradas por ellos mismos", asegura una fuente oficial.

"El año pasado desde la Jefatura de Gabinete del Ministerio de Seguridad se mandaron oficios a la Fiscalía General, a la Defensoría General y al Presidente de la Cámara Penal de Lomas de Zamora haciendo saber esta problemática, la cual  era conocida por ellos, no se recibió respuesta de ninguno de ellos hasta el día de la fecha", continuó.

El incendio causó conmoción en el barrio (Maximiliano Luna)
El incendio causó conmoción en el barrio (Maximiliano Luna)

Según datos oficiales, hay una superpoblación de casi 290%o en las comisarías de la Provincia. Hasta ayer se encontraban alojados 3.910 en las 137 dependencias habilitadas. Hoy la superpoblación es de 286.75%, por lo que el excedente es de 2.899 detenidos.

"Muchas veces lo que ocurre es que los elevan a juicio oral, los absuelven y mientras tanto pasaron dos años detenidos. Las personas que fallecieron no sabemos si recibieron condena o no. Sí tienen preventiva. Pero más allá del delito, no se justifica la muerte. Las cárceles deben estar en condiciones aunque esto no sea una cárcel. Y acá lamentablemente no pasa eso", agregó Segura. La investigación del incendio quedó a cargo de Fernando Semisa, titular de la UFI N°4, descentralizada de Esteban Echeverría.

El prontuario de los detenidos muertos

Infobae también accedió a algunos detalles de los reclusos que perdieron la vida y por qué estaba en la comisaría. "Jere", uno de los acusados de iniciar el motín, tenía una causa por "robo agravado y uso de armas" en abril de este año.

Ocampo estaba acusado de matar a su pareja de 32 años con un arma blanca en su casa de Esteban Echeverría. Luego del crimen, había permanecido prófugo y tenía pedido de captura vigente desde enero. Fue atrapado poco después por efectivos de la División Operativa de Ejecución de Capturas y puesto a disposición de la UFI N° 3 Descentralizada de esa localidad.

Barrios y “Jere”, los presuntos iniciadores del intento de fuga
Barrios y “Jere”, los presuntos iniciadores del intento de fuga

Los otros dos fallecidos, Ramírez y Lavarda, se encontraban detenidos por reiteradas estafas a una gran cantidad de víctimas. Este último fue detenido el pasado 6 de julio a la noche cuando circulaba en un auto por las calles Olimpo y Ruta 4 también en Esteban Echeverria. No tenía registro de conducir ni célula azul del vehículo. Tenía vigente una orden de captura por una causa por defraudación a raíz de estafas reiteradas en la zona. El pedido lo había hecho el Juzgado de Garantías N° 3 de Moreno.

Seguí leyendo