Todo sucedió en la Escuela Comercial Femenina Santa María del Barrio San Martín de la ciudad de San Juan. Un hombre ingresó al establecimiento y se topó con un joven. Sin mediar palabras comenzó a pegarle. Lanzó 22 trompadas y una patada en el lapso de 15 segundos, hasta que la mujer que lo acompañaba y otras personas intervinieron para calmar la situación.

El hombre es el padre de una adolescente de 15 años que concurre al colegio. Y el joven que recibió la feroz golpiza, un preceptor del instituto educativo que fue temporalmente separado de su cargo mientras se investiga una denuncia sobre su contra: la menor lo acusó de abuso sexual.

Según trascendió, el sujeto, de alrededor de 30 años y que hace tiempo trabaja como personal auxiliar en la escuela, habría abusado de la alumna en el colegio en reiteradas oportunidades. También la habría acosado a tráves de mensajes de WhatsApp. La familia se enteró de la situación y realizó la denuncia el pasado viernes. Sin embargo, la cuestión no terminó allí.

Ayer, cerca de las 13:30, el padre fue a la escuela con el fin de hablar con las autoridades. Pero en el camino se encontró cara a cara con el acusado y arremetió contra él. Le propinó la brutal golpiza que quedó registrada en una cámara interna de seguridad.

El preceptor sufrió un corte en el pómulo y en la frente, y hematomas varios en la espalda. Una vez que fue atendido por personal médico se dirigió hasta la comisaría segunda para denunciar por daños y perjuicios al agresor, ya que se perderá días de trabajo indicó su abogada Filomena Noriega. Esta causa quedó en manos del Tercer Juzgado en lo Correccional a cargo del juez Ricardo Moine.

Por su parte, la causa por abuso la lleva adelante el Primer Juzgado de Instrucción, a cargo del juez Benito Ortiz. La denuncia fue radicada en el Centro Judicial de Abordaje Integral de Niños, Niñas y Adolescentes Víctimas (ANIVI). También interviene en la investigación el ministerio de Educación provincial.

SEGUÍ LEYENDO: