“Mameluco” Villalba, condenado esta tarde en San Martín
“Mameluco” Villalba, condenado esta tarde en San Martín

Miguel Ángel Villalba, "Mameluco", el histórico capo narco de San Martín,  recibió esta tarde una fuerte condena de seis años de cárcel más una multa de $5.200.000 por lavar dinero de sus actividades ilícitas tras un proceso en el Tribunal Oral Federal N° 2 de San Martín, en donde la Unidad de Información Financiera (UIF) fue querellante, apuntaron fuentes cercanas al proceso a Infobae.

La pena se unifica con su condena previa por tráfico de estupefacientes, a 23 años, dictada por el TOF N° 3 de la jurisdicción en 2014. Así, Villalba deberá pasar otros 27 años en una cárcel federal.

Junto a Villalba fue condenado Julio César Miguel, "El Turco", que recibió cinco años y siete meses más 5,7 millones de multa, mayor que la de su jefe. El proceso tuvo como prueba un informe elaborado por la UIF, que contó con los abogados Martín Olari Ugrotte y Gabriel Merola, que en su alegato pidieron una pena de diez años para el capo así como una multa que doblaba la que recibió.

El informe de la UIF detalló, por ejemplo, una gran cantidad de autos que no se condecía con su capacidad económica: había registrado un BMW 328i y un Mercedes Benz C320 entre octubre de 2010 y marzo de 2011 por 150 mil pesos de aquel entonces así como siete autos Fiat Siena Fire comprados a 51 mil pesos cada uno, con patentes consecutivas y puestos a trabajar en la calle como taxis con un mutuo celebrado con su prima hermana -escasa de papeles de acuerdo a la UIF- como supuesta pantalla de financiamiento, con cada licencia de taxi cotizada por la PFA a 105 mil pesos cada una.

Miguel “Mameluco” Villalba
Miguel “Mameluco” Villalba

El Tribunal que condenó a Villalba, por otra parte, ordenó el decomiso de bienes y vehículos. "Mameluco", que intentó ser intendente de su municipio -y al que Elisa Carrió intentó vincular sin éxito al ex jefe de la Bonaerense Pablo Bressi- pasó la duración del juicio en una celda de la cárcel de Marcos Paz: había sido trasladado desde el penal de Rawson a donde el Servicio Penitenciario Federal lo envió para esmerilar su poder luego de un largo tiempo en Ezeiza. Sus hijos Alan e Iván también están presos, acusados de participar del negocio familiar entre otros delitos.

Sin embargo, a pesar de  todo, Villalba sonreía hoy en la sala del TOF N° 2: Luis Alberto, su hermano, también imputado en la causa, fue absuelto de ser su testaferro.

Sandra González, concubina del capo y parte del expediente por lavado, resolverá su situación en un proceso separado luego de pedir una probation.