Vista aérea del complejo de Ciudadela.
Vista aérea del complejo de Ciudadela.

La escena es de anoche. Una mujer se abalanza corriendo sobre quien sería su hermano mayor en la cancha de cemento del Nudo 13 en el interior de Fuerte Apache en Ciudadela, llora y grita su nombre. "Cristian, Cristian", grita la mujer sobre a centímetros del charco de sangre. Los vecinos corren, miran espantados, un perro se acerca y alguien lo patea para correrlo.

"Cristian, Cristian", grita la mujer, mientras alguien toma un teléfono y llama a la Policía. En un balcón de un primer piso mirando la cancha, otro vecino toma su celular y filma todo lo que pasa. Cristian Emmanuel Garay, de 33 años de edad, vecino del Nudo 13 del barrio, sería encontrado ya sin vida con dos disparos en la cabeza.

En paralelo, una ambulancia salía de Fuerte Apache hacia el hospital Carrillo en Ciudadela. Matías Sisterna Romero, de 32 años, tenía una bala en el abdomen, seriamente comprometido: murió poco después en el quirófano.

Ambas muertes están conectadas, al menos según fuentes policiales y cercanas a la investigación encabezada por la UFI N°3 de San Martín con el fiscal Daniel Cangelosi: Cristian y Matías, aparentemente, se balearon entre sí.

Se odiaban hace tiempo, aseguraron testigos, familiares y allegados, había una supuesta pica de larga data. Sin embargo, no se sabe hasta ahora qué fue lo que llevó a que ambos a enfrentarse a tiros anoche. Todavía no hay detenidos por el caso, un rastrillaje en busca de armas no arrojó resultados.

Lo cierto es que Garay y Sisterna Romero no fueron los únicos en morir con balas en el cuerpo el mes pasado en Fuerte Apache. La violencia por rencillas se cobró otra do víctima el 11 de agosto, un hombre oriundo del barrio que llegó al Carrillo con diez impactos de bala. Otro hombre que entró al Carrillo al mismo tiempo, un chaqueño de 22 años que fue encontrado con un tiro en el hombro, se negó a hablar.

La principal hipótesis para la Bonaerense para el crimen: un enfrentamiento de bandas. La Policía intentó ingresar al barrio esa noche, según fuentes de la investigación, escucharon disparos y corridas en los nudos 5 y 6. La investigación de esta muerte está a cargo de la UFI N°1 de San Martín.