Luego de varios allanamientos, efectivos de la policía bonaerense lograron desbaratar una banda de delincuentes que se dedicaba a cometer entraderas en la zona norte y oeste del conurbano. Además de las detenciones, los efectivos secuestraron un gran arsenal de armas.

Todo comenzó cuando los delincuentes robaron, entre otros artículos, una camioneta Peugeot Partner, en la localidad de Beccar.

A partir de allí la policía de la provincia comenzó una investigación que derivó en la detención de dos de los integrantes de la banda cuando se desplazaban en la Partner robada.

Entre sus pertenencias, los detenidos tenían una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 38, ambos con las numeraciones suprimidas. Además, contaban con un handy con frecuencia policial y varios precintos plásticos.

Después de las detenciones, la policía realizó allanamientos en una casa de Tigre donde capturaron a un tercer integrante. También hicieron operativos en dos fincas en Rincón de Milberg, en la misma localidad.

Como producto de los allanamientos, la policía secuestró pistolas de distintos calibres, con sus respectivas numeraciones suprimidas, municiones, chalecos antibalas con suscripciones de la Gendarmería Nacional, un handy con frecuencias de la policía, dinero en efectivo y un Volkswagen Bora con pedido de secuestro.

Según se pudo determinar, los integrantes de la organización delictiva tenían antecedentes penales y purgaron sus penas en distintas cárceles.

La causa quedo a cargo del fiscal Patricio Ferrari, perteneciente al Departamento Judicial San Isidro.