La esquina donde sucedió el asalto de los hermanos Arzeno a sus padres
La esquina donde sucedió el asalto de los hermanos Arzeno a sus padres

Un suceso tan horrendo como denigrante se vivió en la localidad bonaerense de Manzanares, Partido de Pilar: un matrimonio de jubilados fue salvajemente golpeado por sus propios hijos, que lo atacó con capuchas en sus cabezas para tratar de robarles el dinero de una herencia.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en la intersección de las calles Teniente Jorge Casco y Los Cerrillos, donde la pareja conformada por Antonia Lorite, de 82 años, y su marido Enrique Arzeno, de 72, sufrieron el ataque menos pensado y más doloroso.

En la noche del jueves, el matrimonio se encontraba durmiendo cuando escucharon desde una ventana: "Abrí la puerta. Soy yo, papá". Cuando el hombre accedió, se encontró con dos hombres encapuchados y armados que se metieron en el hogar con violencia.

Los dos sujetos empezaron a golpear a los jubilados y comenzaron a reclamar un dinero escondido que la pareja había cobrado producto de una herencia.

Al no encontrar el botín, los ladrones dejaron al matrimonio tirado en el piso y se fugraron con algunos objetos de valor. Mientras tanto, los jubilados fueron derivados hasta la clínica Los Almendros de Pilar, después de que los vecinos llamaran a una ambulancia.

Así, se inició una investigación en conjunto del destacamiento policial de Manzanares junto a la Comisaría 1ª de Pilar y finalmente se detuvo a los hermanos Claudio (34 años) y Sergio Arzeno (36), en una vivienda en el partido bonaerense de José C. Paz.

En ese domicilio se encontraron prendas de ropa con grandes manchas de sangre y los objetos que se habían sustraído de la casa de sus padres.

El caso fue asumido por la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2, a cargo de Andrés Quintana.

LEA MÁS: