Otra vez preocupa el avance del fuego en el Delta del río Parana

La imponente columna de humo afectó la visibilidad en la zona. En 2021, los incendios arrasaron más de 20.000 hectáreas en Entre Ríos

Una columna de humo se levanta debido a un incendio en el delta del río Paraná, cerca a Rosario (Argentina). EFE/ Franco Trovato Fuoco/Archivo
Una columna de humo se levanta debido a un incendio en el delta del río Paraná, cerca a Rosario (Argentina). EFE/ Franco Trovato Fuoco/Archivo

Hace más de una semana volvieron a producirse impactantes focos de incendio en islas del Delta del río Paraná. Brigadistas nacionales y personal de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe mantienen un trabajo constante que se intensificó durante las últimas horas. Y es que se detectaron dos nuevos focos ígneos, cuyas llamas debieron ser atacadas por un avión hidrante y un helicóptero.

Los dos focos activos son de dimensiones importantes y fueron detectados por el avión de reconocimiento del Servicio de Manejo del Fuego. De acuerdo a lo informado, se encuentran en islas del Delta tanto en la jurisdicción de Entre Ríos como de Buenos Aires. De hecho, se detalló que fueron visualizados a la altura de las localidades de San Nicolás y San Pedro.

Debido a la magnitud del incendio, un avión hidrante y un helicóptero que funciona para el traslado de personal prestaron ayuda para intentar detener los dos incendios. Desde el Ministerio de Ambiente se confirmó que los medios aéreos del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF) fueron desplegados “como asistencia y soporte a las provincias que lo solicitan”.

A su vez, el organismo estima la realización de un Informe Nacional de Peligro de Incendios de Vegetación y avisos sobre condiciones de peligrosidad con el objetivo de planificar la estrategia para combatir el fuego. De esa manera, a partir de monitoreo y las alertas tempranas se espera conservar ecosistemas valiosos como los humedales, informó Télam.

Si bien el fuego se expandió de manera considerable, los especialistas informaron que no hay casas comprometidas ni en peligro de verse afectadas. Sin embargo, la enorme columna de humo podría impactar en la visibilidad en las rutas aledañas.

Debido al viento, el humo en suspensión se expandió hacia al sureste y por ende, se vio afectada la localidad de Zárate y zonas cercanas. Además, otras localidades como San Pedro también visibilizaron la columna de humo proveniente desde las islas y varios vecinos emitieron un alerta sobre la situación.

De acuerdo a lo informado por el naturalista Enrique Sierra, los nuevos incendios se registraron en “el mismo lugar que quemaron en julio de 2021″, indicó. Además, detalló a La Opinión que en las Islas Lechiguanas persisten 19 focos de incendio. Por tal motivo, la continuidad del fuego llevó a que personal de Defensa Civil se mantenga alerta ante la necesidad de intervenir junto con quienes ya trabajan en sofocar el fuego.

Días atrás, el gobierno nacional a través de la Secretará de Ambiente, remarcó que en los incendios que persisten en el Delta del Paraná trabaja personal que conoce el terreno, cuenta con el equipamiento y conocimientos necesarios “porque de lo contario se corre peligro”. Debido a las características del lugar y del fuego, se pidió a los pobladores que no se acerquen con intenciones de colaborar debido a que podría ser riesgoso.

La continuidad de los incendios llevó a que ambientalistas se manifiesten por medidas de control y preservación del lugar. Y es que los datos sobre el impacto en la vegetación y fauna no son alentadores. En 2021 más de 20.000 hectáreas de Entre Ríos se vieron afectadas por incendios mientras que a principio de marzo de este año 1.042.514 hectáreas de Corrientes sufrieron las consecuencias del fuego.

El tercer Informe Oficial emitido por el Grupo de Recursos Naturales del INTA Corrientes determinó que la cobertura vegetal más afectada fueron los esteros y otros bañados, como así también los pastizales ubicados en la zona del noroeste y nordeste. A su vez, se estableció una baja en la superficie de bosques cultivados y bosques nativos, donde ya se detectan entre 3.000 y 9.000 hectáreas menos.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR