Luego de las tormentas, cómo estará el clima el resto de la semana

Los días de sol característicos del verano podrían volver a aparecer en el AMBA, pero primero habrá que pasar por unas jornadas más de lluvia

Seguirá la lluvia durante algunos días en el AMBA (Télam)
Seguirá la lluvia durante algunos días en el AMBA (Télam)

Tras los fuertes diluvios que se registraron en los últimos días en varias zonas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunció que lentamente regresarán los días soleados, aunque primero vendrán algunas lluvias más.

Para este lunes, se pronostica que la máxima será de 28° y la mínima de 22, con tormentas aisladas durante la madrugada y la mañana que cesarán por la tarde, aunque el cielo permanecerá nublado durante toda la jornada y el viento soplará en sentido este a una velocidad de entre 7 y 12 kilómetros por hora.

Las condiciones mejorarán un poco por la mañana del martes, pero el agua volverá a aparecer por la tarde y durante la noche. En cuanto a la temperatura, se espera una mínima de 24 y una máxima de 27 grados, mientras que no habrá variación en el viento.

Para el miércoles hay entre un 10 y un 40 por ciento de probabilidades de precipitaciones a lo largo de todo el día, con una mínima de 23 y una máxima de 28 grados y ráfagas leves que rotarán al sudeste a una velocidad de entre los 13 y los 31 kilómetros por hora.

El panorama será mucho mejor el jueves, cuando comenzará a asomarse nuevamente el sol. La mínima está pronosticada en 19 grados y la máxima, en 25, mientras que el viento circulará en sentido este y luego rotará hacia el sudeste, aunque sin demasiada intensidad.

Sin embargo, el clima empezará a ser mucho más benévolo a partir del viernes, cuando la temperatura oscilará entre los 18 y los 26 grados y ya sin lluvias previstas para este momento, por lo que sería una jornada agradable de verano, al igual que el sábado, cuando tanto la mínima como la máxima subirán dos décimas.

De a poco, volverá el calor a la ciudad (Maximiliano Luna)
De a poco, volverá el calor a la ciudad (Maximiliano Luna)

De esta manera, los días de sol característicos del verano en el AMBA volverá de a poco luego de unos días más de inestabilidad y chaparrones que comenzaron la semana pasada, tras la histórica ola de calor que alcanzó récords de temperatura.

El mal tiempo había sido anticipado por el Servicio Meteorológico y durante la tarde del sábado último comenzaron a registrarse nuevamente tormentas, al igual que ya había sucedido días antes, en algunas regiones de la ciudad y de la provincia, las cuales continuaron hasta las primeras horas del domingo.

Incluso, el organismo emitió una alerta amarilla por lluvias intensas y ráfagas para la Ciudad de Buenos Aires y las siguientes localidad bonaerenses: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Brandsen, Campana, Cañuelas, Chascomús, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Belgrano, General Paz, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Magdalena, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Presidente Perón, Punta Indio, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López y Zárate.

El aviso a corto plazo también se extendió durante la noche del sábado al departamento Islas del Ibicuy, en Entre Ríos, y más tarde a los de Diamante y Victoria, en esta misma provincia, y a otras localidades de Santa Fe y de Córdoba.

Para este tipo de ocasiones, el SMN brinda una serie de recomendaciones: asegurar los objetos que puedan ser arrojados por el viento; mantenerse alejado de los árboles, ya que la fuerza del viento podría quebrar alguna de sus ramas; permanecer en construcciones cerradas como casas, escuelas o edificios públicos; mantenerse alejado de artefactos eléctricos y evitar el uso de teléfonos con cable; evitar también circular por calles inundadas o afectadas; si hay riesgo de que el agua ingrese al hogar, cortar el suministro eléctrico; evitar las actividades al aire libre; y para minimizar el riesgo de ser alcanzado por un rayo, no permanecer en playas, ríos, lagunas o piletas.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR