Los números de Cariló superan todas las expectativas y su temporada sobresale dentro de la Costa Atlántica

Los gastronómicos, hoteleros y propietarios auguran un buen comienzo de febrero. “Estamos sorprendidos, a todos les fue muy bien”, sostienen

Cariló completó el primer mes del año con una fuerte presencia turística
Cariló completó el primer mes del año con una fuerte presencia turística

La incertidumbre de septiembre y octubre de 2020, acerca de si habría o no temporada de verano, provocó un sinfín de sensaciones entre quienes viven de ella en Cariló. Sin embargo, a punto de finalizar enero, los números no solo conforman a los empresarios y comerciantes sino que exhiben un escenario que sobresale por sobre el resto de los balnearios de la Costa Atlántica.

El primer día de 2021, este medio realizó un relevamiento de la situación dispar que se observaba entre Pinamar y Cariló. Mientras en la primera localidad abrumaba la preocupación, en Cariló reinaba la tranquilidad. “Nunca tuve dos realidades tan distintas para administrar”, dijo por aquel entonces Martín Yeza, intendente del municipio, a Infobae.

Por estas horas, y ante la inminente conclusión del mes más fuerte del verano, los gastronómicos, hoteleros y dueños de casas y departamentos coinciden en que todos los sectores lograron trabajar “muy bien” en estos primeros 31 días.

“La primera semana fue tranquila pero la segunda mejoró mucho: hemos tenido un 85% de ocupación. Sabemos que la temporada es día a día y que dependemos de que se mantenga el buen clima, pero creo que vamos a mantener un verano medianamente bueno”, sostuvo Mauro Moyano, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Cariló y administrador del complejo Avutarda.

Los gastronómicos aseguran estar trabajando mucho mejor de lo que esperaban
Los gastronómicos aseguran estar trabajando mucho mejor de lo que esperaban

Moyano indicó que para la primera semana de febrero todos los departamentos que administra están alquilados. “Vivimos una ventaja y es que acá hay mucho cuidado, los más jóvenes están controlados por sus padres. El centro comercial está funcionando bien y no hubo ningún lío”, agregó.

Ignacio Cattaneo, presidente de la Cámara de Turismo de Cariló y reconocido gastronómico, manifestó: “Estoy contento porque existió la temporada. La verdad es que teníamos el miedo de no poder abrir. Obviamente que podría haber sido mejor, pero la gente cumplió el protocolo, se pudo trabajar y se está trabajando bien. No la excelencia a la que estamos acostumbrados, pero muy bien”.

El comerciante sostuvo que los aumentos de la gastronomía anduvieron en un 20%, un porcentaje que lógicamente fue pensado para atraer al consumo. “Hay aceptación, la verdad es que Cariló tiene mucha oferta a la intemperie y el clima acompañó. Eso ayudó bastante. Notamos que la gente obviamente prefiere sentarse afuera”, dijo el Cattaneo.

Y continuó: “La municipalidad nos dio una mano bárbara. Yo por ejemplo pedí el uso del espacio público para agregar un par de mesas más. Entonces todo lo que no puedo ofrecer dentro del local lo compensé en la parte externa”.

Una postal de Cariló durante los primeros días de enero
Una postal de Cariló durante los primeros días de enero

En cuanto al mes que se aproxima, aventuró: “La primera quincena va a ser muy fuerte, tan fuerte como enero. La gente está yendo día a día, no está proyectando más allá. Pero vamos en un buen camino. Ojalá tengamos un buen año porque no se puede volver a fase 0. Fue difícil atravesar todas las pérdidas que sufrimos”.

Hugo Tavelli, dueño del Hotel Marcin, detalló que “en diciembre, la sorpresa fue que la demanda de fin de año fue sobre la hora. Hasta el 4 de enero registramos un pico del 80%. Luego bajó esa primera semana y repuntó. Desde el fin de semana pasado estuvimos casi al 100%”.

“La temporada es muy atípica, al estar cerrado ocho meses se va perdiendo noción de todo. El público que es habitué y nos conoce sabe cómo nos manejamos en el hotel. La ventaja de tener la playa, los espacios grandes, un jardín generoso, la pileta. Eso como turista e permite estar mucho más que tranquilo”, manifestó Tavelli.

El empresario hotelero completó: “Lógicamente falta el excedente que busca cualquier empresario, pero la rentabilidad más importante que tenemos es la salud. Y acá lo hemos preservado. Hay que agradecer y resaltar la predisposición del gobierno municipal y provincial: todos se han esmerado para que exista una temporada. Y dentro del contexto estoy definitivamente sorprendido y contento. Estamos al día, cumplimos y pudimos asumir todos los compromisos. Si en febrero repetimos, diremos: ‘Ya vendrá la vacuna y ocurrirán tiempos mejores’”.

Fotos: Diego Medina

Seguí leyendo: