Desde este martes rige la restricción en las zonas comerciales de alto tránsito (Foto: Nicolas Stulberg)
Desde este martes rige la restricción en las zonas comerciales de alto tránsito (Foto: Nicolas Stulberg)

La Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción con más contagios y muertes por coronavirus en el país. De los 552 nuevos infectados -según el último parte del Ministerio de Salud de la Nación- 375 corresponden al territorio porteño. Ante la quintuplicación de casos que se dio en las últimas dos semanas producto del aumento sostenido de contagios, se estableció una nueva prórroga de cuarentena estricta. Desde hoy comienzan a regir las restricciones en comercios a los cuales se les habían permitido la reapertura anteriormente. Además, 11 estaciones de tren dejarán de estar operativas por tiempo indeterminado.

El Gobierno de la Ciudad detalló este lunes cómo será la nueva modalidad de restricción en las zonas comerciales de alto tránsito que anunció el presidente Alberto Fernández el último sábado. El Ejecutivo porteño aclaró que “se mantiene el comercio barrial donde los vecinos pueden llegar caminando”.

Desde hoy el retroceso en la cuarentena se da “en las zonas que representan el 80% de la aglomeración de gente en la Ciudad, como Once, avenida Avellaneda, o la zona de Scalabrini Ortiz y Córdoba”, informaron. Por su parte, el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta aclaró que “los comercios esenciales que siempre estuvieron abiertos van a seguir abiertos en toda la Ciudad de Buenos Aires”.

El Gobierno porteño aclaró que continuarán abiertos los comercios esenciales que siempre estuvieron exceptuados del acatamiento de la cuarentena
El Gobierno porteño aclaró que continuarán abiertos los comercios esenciales que siempre estuvieron exceptuados del acatamiento de la cuarentena

Lo que se restringe son los comercios de rubros que sumamos las últimas dos semanas y solo se restringe en los lugares donde se genera aglomeración de gente”, explicó Larreta.

A lo largo de las últimas dos semanas, el kirchnerismo bonaerense cargó contra el jefe de Gobierno porteño justamente por las actividades que se habían permitido en la Capital. Primero fueron los intendentes peronistas del conurbano quienes alertaron por la peligrosidad epidemiológica que significarían las flexibilizaciones permitidas, dado que muchas de las personas que trabajan en comercios de la Ciudad son de Provincia. En ese sentido, Axel Kicillof salió a cruzar a Larreta al amenazar con que los bonaerenses no vayan a trabajar al territorio porteño. Luego salieron funcionarios del Ejecutivo bonaerense a tensionar aún más la relación: el ministro de Salud, Daniel Gollan acusó a la Ciudad de ser un foco infeccioso; mientras que el titular de la cartera de Seguridad, Sergio Berni, habló de blindar ambos territorios para evitar la circulación entre distritos.

Finalmente, las aguas se calmaron, y el sábado Alberto Fernández anunció la marcha atrás en varias flexibilizaciones que se habían permitido en la Capital.

En efecto, en la nueva fase de la cuarentena la restricción abarca a los “ejes comerciales y centros de trasbordo” como Microcentro, polígono entre avenida Leandro N. Alem, Rivadavia, Carlos Pellegrini y avenida Santa Fe; Once, polígono entre avenida Rivadavia, Boulogne Sur Mer, Lavalle y Larrea. También la avenida Avellaneda, entre Bahía Blanca y Terrada; avenida Belgrano, entre Jujuy y Entre Ríos; avenida Boedo, San Juan y Pavón; avenida Cabildo, entre Maure y Céspedes; Av. Córdoba, entre Lavalleja y Thames; avenida Jujuy, entre Cochabamba y Juan de Garay; y avenida Santa Fe, entre Cerrito y Uriburu.

Además, avenida Callao entre Marcelo T. de Alvear y Arenales, avenida Santa Fe, entre Uriburu y Laprida, avenida Pueyrredón, entre Arenales y Marcelo T. de Alvear; avenida Santa Fe, entre Sánchez de Bustamante y Jerónimo Salguero, avenida Coronel Díaz, entre Beruti y Güemes; avenida Scalabrini Ortiz, entre Lerma y José A. Cabrera; avenida Scalabrini Ortiz, entre Aguirre y Camargo y calle Aguirre, entre Scalabrini Ortiz y Thames.Asimismo, calle Libertad, entre Rivadavia y Lavalle, Paraná, entre Rivadavia y Lavalle; avenida Cabildo, entre Virrey del Pino y Olazábal; y avenida Corrientes, entre Julián Álvarez y Acevedo y entre Cerrito y Boulogne Sur Mer.

(Marcelo Regalado)
(Marcelo Regalado)

El problema no es el comercio sino la gente que se aglomera y eso se da en algunos puntos críticos de la Ciudad", justificó Larreta. "Vamos a mantener lo que es el comercio barrial, el de proximidad, al que se llega caminando desde sus casas. En términos de cantidad son mayoría de comercios pero en lugares donde no se genera aglomeración. Estamos buscando reducir el riesgo de contagio”, agregó.

En esta cuarentena administrada, el territorio porteño se dividirá entre las 29 zonas de mayor aglomeración de gente y el resto de la ciudad. En los puntos más críticos quedará restringida la apertura de comercios no esenciales. “Los comercios que sumamos sí van a tener las mismas pautas que tenían: los días pares los que tienen documento par, los documentos impares los días impares, al igual que estaba hasta ahora”, sostuvo.

Para el jefe de Gobierno porteño, esta decisión es tomada como una medida de cuidado: “Lo que buscamos es reducir el riesgo de contagio a través de la reducción de gente”.

Este lunes, el ministro de Salud porteño Fernán Quirós, alertó que se está “en el inicio de la curva final de casos”, y advirtió que es “el momento de mayor transmisión del coronavirus, donde la cantidad de enfermos va a aumentar día a día”.

“Nosotros aparentemente estamos en la base de la montaña, empezando a subir la ladera. Eso es lo que parecen indicar los datos de estos días. Lo podremos confirmar en los próximos cinco o seis días. Si lo que digo es así, entonces habremos empezado esta montaña, que dura entre 6 y 10 semanas”, agregó Quirós.

Desde hoy, once estaciones de tren estarán cerradas por tiempo indeterminado

La Estación de Once es una de las zonas que deberá restringir su actividad comercial
La Estación de Once es una de las zonas que deberá restringir su actividad comercial

Entre las medidas restrictivas para la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno decidió cerrar por tiempo indeterminado 11 estaciones de trenes interurbanos. La medida empezó a regir hoy en el marco de la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La empresa Trenes Argentinos anunció que desde este martes se incrementarán los controles de permisos de circulación “a fin de que los servicios sean utilizados solo por trabajadores esenciales y exceptuados”.

El objetivo de esta medida es desalentar el uso de los distintos ramales ferroviarios interurbanos hacia y desde la Ciudad, tanto de quienes no cuentan con el permiso correspondiente como de quienes sí lo tienen.

En efecto, los trenes de la línea Mitre, ramal Retiro-Mitre-José León Suárez, no se detendrán en las estaciones 3 de Febrero, Colegiales, Coghlan, Drago y Pueyrredón.

También en la línea Mitre, pero en el ramal Retiro-Tigre, los trenes no pararán en las estaciones Lisandro de la Torre y Rivadavia. Es decir, en la Capital solo se detendrán en Belgrano C y Núñez, además de Retiro.

Por su parte la línea Roca no tendrá disponible la estación Hipólito Yrigoyen, la primera saliendo desde Constitución. Mientras que los servicios del Sarmiento no se detendrán en Floresta y Villa Luro, y en la línea Belgrano Sur en Presidente Illia.

Desde Trenes Argentinos informaron que a la llegada de cada uno de los trenes a las cabeceras, se efectúa una limpieza integral de los pasamanos, pisos y zonas de contacto de todas las formaciones con amonio cuaternario, un sanitizante con efecto residual que elimina virus, bacterias y hongos.

Seguí leyendo: