En total relevaron 813 viviendas y 3.128 personas, donde hubo 125 hisopados de los cuales, 53 fueron positivos, quedando 50 en estudio.
En total relevaron 813 viviendas y 3.128 personas, donde hubo 125 hisopados de los cuales, 53 fueron positivos, quedando 50 en estudio.

“Llevamos el operativo DETeCTAr (N. de la R.: Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus diseñado para mejorar el acceso al diagnóstico en zonas vulnerables) a Villa Azul con la intendenta Mayra Mendoza; este trabajo coordinado nos permite identificar vecinos con posibles síntomas de COVID-19”, anunció en sus redes el intendente del Municipio de Avellaneda, Jorge Ferraresi, durante la tarde de hoy.

El resultado, luego de tres jornadas de testeos, fue inquietante: se detectaron 53 casos positivos de coronavirus y todavía quedan 50 en estudio. Debido a esta situación, las Comunas de Quilmes y de Avellaneda, en conjunto con el Gobierno Nacional y el Provincial, decidieron conformar un Comité Operativo de Emergencia y, mientras continúan con los operativos DETeCTAr, resolvieron aislar el barrio Villa Azul, que ambos municipios comparten.

“El objetivo es limitar la circulación de las personas”, coincidieron Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi. Según explicaron, se contará con el apoyo de Unidades Sanitarias Móviles que serán provistas por Nación y el comité tendrá la participación de las áreas de Desarrollo Social, Salud y Seguridad de ambos municipios y de la Provincia, con la meta de abordar de manera contundente el brote de coronavirus que hay en el barrio.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, se refirió al brote de contagio en Villa Azul e intentó brindar cierta calma. “Se está trabajando con las organizaciones de los barrios para minimizar al máximo el contacto. La idea es fortalecer el distanciamiento físico y minimizar la circulación a otros barrios populares que están cerca”, explicó. Además, aseguró que el desafío más grande es “prestar mucha atención y tener una vigilancia sensible”. “El virus puede aparecer en cualquier momento y en cualquier área del país. Cuanto antes lo detectemos e implementemos la medida, más posibilidades tenemos de controlarlo”, sostuvo.

Tras la difusión de la noticia, desde el Ministerio de Salud Bonaerense expusieron que realizarán un seguimiento diario para evaluar los próximos pasos. “Mañana continuará el operativo en el resto del barrio y en sus áreas de influencia”, dice el comunicado que firma el Comité de Emergencia en Villa Azul integrado por trece funcionarios, entre ellos, el viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak.

Durante la jornada de hoy, Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi supervisaron en el barrio Villa Azul, un nuevo operativo en el marco del programa DETeCTAr, junto con el ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés Larroque; el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la diputada nacional Magdalena Sierra, y el senador provincial Emmanuel González Santalla.
Durante la jornada de hoy, Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi supervisaron en el barrio Villa Azul, un nuevo operativo en el marco del programa DETeCTAr, junto con el ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés Larroque; el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la diputada nacional Magdalena Sierra, y el senador provincial Emmanuel González Santalla.

De acuerdo con Jorge Ferraresi, además de los testeos, también se dedicaron a recorrer el barrio y compartir con los vecinos métodos de prevención. “Evaluamos las problemáticas del barrio charlando puerta a puerta y seguimos articulando políticas sanitarias para superar este momento”, afirmó.

Los intendentes, junto con el ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés “Cuervo” Larroque; el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la diputada nacional Magdalena Sierra, y el senador provincial Emmanuel González Santalla recorrieron la totalidad del barrio de emergencia. En total relevaron 813 viviendas y 3.128 personas, donde hubo 125 hisopados de los cuales, 53 fueron positivos, quedando 50 en estudio.

“Esta acción se enmarca en la iniciativa municipal ‘Cuidarnos’ en combinación con el plan ‘Detectar’, articulado con Nación y con Provincia. Estos programas nos permiten identificar vecinos que tengan síntomas compatibles con el virus para evitar la propagación del contagio y conversar sobre la importancia de continuar con la cuarentena y utilizar los elementos de protección necesarios”, señaló Mayra Mendoza, que estuvo acompañada por el secretario de Salud local, doctor Jonatan Konfino.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, también estuvo presente en el barrio Villa Azul supervisando esta tarde el operativo de aislamiento sanitario. Además, el personal policial de la Dirección de Prevención Ecológica desinfectó las calles de la zona, de acuerdo con el protocolo de prevención.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, también estuvo presente en el barrio Villa Azul supervisando esta tarde el operativo de aislamiento sanitario.
El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, también estuvo presente en el barrio Villa Azul supervisando esta tarde el operativo de aislamiento sanitario.

Los operativos de relevamiento en Villa Azul y la lindera Villa Itatí, sin embargo, empezaron hace unos días; al igual que en la Villa 1.11.14 y en la 31, donde murieron Ramona Medina y Víctor Giracoy, vecinos y referentes sociales, en este caso en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. El viernes 22 de mayo, confirmaron el primer caso positivo de coronavirus en Itatí, donde viven 15 mil personas hacinadas en pequeñas casas, casillas o ranchos que conforman alrededor de 4.500 viviendas.

En línea con los anuncios del presidente de la Nación, Alberto Fernández y del gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, de la noche de ayer, se continúa trabajando en la búsqueda de probables casos de coronavirus en los barrios populares, realizando con los Promotores Comunitarios un relevamiento casa por casa, fortaleciendo la presencia del Estado en los barrios más vulnerables, con el objetivo de prevenir los contagios y la propagación del virus.

En la tarea puerta a puerta se salió a identificar activamente casos sospechosos de coronavirus y a su vez, a notificarles a las personas que dieron positivas dicha condición y además, se les dio aviso de su traslado a hospitales de la zona y al Centro de Aislamiento Sanitario de la Universidad Nacional de Quilmes.

¿CÓMO ES EL PROCEDIMIENTO PARA IMPLEMENTAR DETECTAR?

El Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno Argentino “DetectAR” está diseñado para mejorar el acceso al diagnóstico en zonas determinadas donde por factores socioeconómicos y sanitarios, se requiere de acciones proactivas para la búsqueda de nuevos casos.

De acuerdo con la guía para la adaptación e implementación local del dispositivo, una vez que se identifica un caso sospechoso “se debe disponer de un lugar adecuado para recibirlo, por ejemplo una escuela, o cualquier otro lugar que sea amplio y que disponga de diferentes espacios, para garantizar el cumplimiento de distanciamiento social, ser un lugar ventilado y desinfectado frecuentemente”.

A la entrada del lugar se debe implementar un triage para identificar que las personas enviadas por los promotores cumplan con dos o más de los siguientes síntomas: fiebre (37.5°C o más), tos, odinofagia (dolor al tragar), dificultad respiratoria, anosmia (pérdida del olfato) y disgeusia (pérdida del gusto). De ser así, indica la guía, se le explicará a la persona los pasos del proceso a realizar y se le indicará donde debe aguardar hasta que pueda pasar a la evaluación epidemiológica. Paralelamente, se recomienda realizar una evaluación de su situación familiar para descartar contagios.

Si la muestra extraída da como resultado positivo de coronavirus se debe tener en cuenta si la personas es factor de riesgo o se trata de un cuadro moderado o grave. Solo en esos casos deberá ser trasladada a un hospital. “Los casos confirmados leves y sin factores de riesgo deben ser aislados en un sitio de internación no hospitalaria”, explica la guía.

En Villa Itatí, Quilmes, donde viven más de 15.000 personas en condiciones de hacinamiento y falta de acceso al agua, ya se detectó un caso de COVID-19. El resultado se conoció tras el operativo Detectar (Foto: Franco Fafasuli)
En Villa Itatí, Quilmes, donde viven más de 15.000 personas en condiciones de hacinamiento y falta de acceso al agua, ya se detectó un caso de COVID-19. El resultado se conoció tras el operativo Detectar (Foto: Franco Fafasuli)


SEGUÍ LEYENDO