Tras la pelea en el tren Sarmiento, la perrita herida que bajaron de una formación se recupera y espera por su familia

Flor, como la bautizaron sus rescatistas, recibió atención veterinaria y se repone en la casa de Lucía, una de las voluntarias que la salvó, y que cree que “por la forma de comportarse vivía en una casa”. Juan, quien la defendió cuando fue golpeada dentro del vagón, contó a Infobae todo lo que pasó en ese viaje y afirmó: "Defendería a cualquier animal maltratado”