Decenas de personas se convocaron frente al boliche Le Brique donde en la madrugada del sábado un grupo de rugbiers mató a golpes a Fernando Báez Sosa, de 18 años. Con velas blancas, en medio de escenas de llanto y de bronca, hicieron un minuto de silencio, además de pedir que se tomen medidas tras lo ocurrido.

“Es una sentada pacífica, desde el amor y cada uno con una vela”, le explicó Gabriela Covelli a Infobae, la principal promotora de la iniciativa. "Esto no debía haber ocurrido y no lo podemos dejar pasar por alto y seguir de vacaciones. Hay una familia entera, hay amigos, este chico tenía sueños”, agregó.

“Elegimos este lugar porque nosotros estamos en la vereda de enfrente, estamos del lado del amor, de la vida, de la justicia, de humanizar esta sociedad", explicó en relación al lugar de la convocatoria. Tras lo ocurrido Le Brique siguió con su actividad y en la web todavía se podían comprar entradas para esta misma noche.

En la puerta del boliche vecinos de villa gesell, turistas conmovidos e incluso algunos amigios de Fernando, dejaron las velas encendidas en la puerta del complejo bailable, sumidos en un profundo silencio. La iniciativa se llevó adelante en calle 3 y 102, pleno centro de la ciudad balnearia.

“Queremos concientizar y pedirle al intendente que decrete un día de duelo, a Le Brique que pida disculpas por haber abierto y seguir de fiesta, porque si murió una persona nadie puede estar de fiesta”, sostuvo Gabriela, una de las más conmovidas por lo ocurrido, y a quien hace unos años le tocó perder a un hijo por mala praxis.

Yo no sé qué es lo que pasó dentro del boliche, lo que yo sé es que el si ellos cumplieron con el protocolo, entonces el protocolo no sirve. El Código Civil habla de la responsabilidad del dueño o guardián y del organizador de un evento y esa responsabilidad no llega hasta la puerta. Si vos tenés dos bandos peleándose en un boliche y lo que hacés es sacarlos a la calle, lo que estás haciendo es tratar de sacarte el problema de encima”, se quejó, sobre una tragedia que considera pudo haberse evitado.

Seguí leyendo