Bjarke Ingels, tiene 47 años y es uno de los arquitectos más solicitados del momento.
Bjarke Ingels, tiene 47 años y es uno de los arquitectos más solicitados del momento.

Una visita exprés de 24 horas fueron suficientes para que Bjarke Ingels cautivará con su mirada única de plasmar edificios en las ciudades. A sus 47 años, casado y padre de Darwin (1 año), no sólo cosecha premios sino que es uno de los especialistas más convocados en materia de urbanismo. Sus obras conjugan funcionalidad con ingenio y por eso, es el hombre de “las ideas locas”, “el más creativo”, el que siempre está un paso por delante porque —explica— “Yes is More” (Sí es más).

Su nombre se pronuncia “Biaque Inguels” -señala-, cuenta que nació en Copenhagen y que creció con la idea de poder vivir del dibujo. Un cambio de rumbo lo llevó a Barcelona para estudiar un año la Escuela Superior de Arquitectura, para finalmente terminar recibiéndose en la Real Academia de Bellas Artes de su ciudad.

“Nadie te contrata para hacer un edificio hasta que haces uno”, dice, por experiencia: hasta hace dos décadas no tenía ninguna obra para mostrar. Hoy ya lleva más de 60 proyectos, al frente del estudio BIG (Bjarke Ingels Group), distribuidos en China, Dubai, Estados Unidos, México, y hasta a Kazajistá. En Nueva York, está a cargo nada menos que de la construcción del rascacielos 2 Worl Trade Center, que estará en el lado este de la calle Greenwich, donde estaban las torres gemelas destruidas durante los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Ahora, su visita a Buenos Aires ha vuelto aún más concreta la posibilidad de que su talento se pueda disfrutar en la ciudad. “Hace meses que venimos trabajando en el diseño del proyecto de algunos de los terrenos del ex Tiro Federal. Aún está en proceso. Hemos hecho varias investigaciones y tenemos muchas ideas”, confiesa entusiasmado.

No es la primera vez que visita la Argentina. Estuvo en 2017 en la edición de la Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires y, quizás por eso, conoce las costumbres de nuestro país. “Hace dos años festejé mi cumpleaños aquí, mis amigos me hicieron un asado. Al día siguiente fui a la casa de Francis Mallmann dónde los integrantes de U2 también estaba invitados”.

Bjarke Ingels, CEO de Bjarke Ingels Group, en el CES donde reveló la ciudad el futuro para Japón
Bjarke Ingels, CEO de Bjarke Ingels Group, en el CES donde reveló la ciudad el futuro para Japón

Además de los sabores locales recorrió una de las lugares más emblemáticos de la ciudad: el cementerio de la Recoleta. “Es una locación increíble. Me gusta pensarla como una necrópolis, se siente como una mini ciudad con todos sus palacios”. Inquieto, también cruzó la Cordillera de los Andes en bici. “Salí de Mendoza y pedaleé hasta Valparaíso”.

Su carrera meteórica generó fanáticos de su impronta vanguardista, aunque también muchos críticos. Es que en los últimos 15 años, Ingels se ha dedicado a diseñar obras fuera de los común que integran lo urbano con su propio sello, cosa que no siempre agrada a al gran público.

Mountain Dwellings en Copenhagen, un edificio sin en forma de montaña con terrazas y jardín
Mountain Dwellings en Copenhagen, un edificio sin en forma de montaña con terrazas y jardín

Entre sus grandes diseños se destacan:

-The Eight House, un edificio de departamentos que tiene el aspecto de un 8 tridimensional, en Copenhague

-El significativo Two Ground Zero de Manhattan

- El edificio Bawadi, en Dubai, cinco torres de 100 metros de altura invertidas y unidas entre sí por una tapadera común que albergarán oficinas, espacios comerciales y viviendas

The Eight House
The Eight House

Con la premisa que sus edificaciones tengan más impacto social, en 2019 hizo una pista de esquí sobre la planta procesadora de basura Amager Bakke en Copenhague, una creación que despertó todo tipo de comentarios.

Ahora busca revolucionar Nueva York con su proyecto The Dry Line, que propone la reconstrucción de la orilla con un enfoque social. En él se crearía una franja polivalente que introduce una gran zona de masa verde en forma de “archipiélago”: infraestructura social entendida como una estrategia global arraigada en las comunidades locales.

Para 2021 ya reveló un prototipo de “ciudad del futuro” en un sitio de 175 hectáreas a pocos metros de la base del monte Fuji en Japón.

Two World Trade Center
Two World Trade Center
Su instalación para Serpentine Gallery Pavilion de Londres
Su instalación para Serpentine Gallery Pavilion de Londres

Entre sus influencias, tiene presente el legado del arquitecto Clorindo Testa. “Es un referente. Su trabajo es una especie de arquitectura heroica porque integra los espacios públicos a sus edificios; ejemplos de esto son la Biblioteca Nacional de Buenos Aires y el Banco de Londres Son referencia que muchos arquitectos tomamos”.

Durante su día el país se tomó el tiempo para conocer la Villa 31 y, en ella, las obras de integración social y urbana que fueron implementadas por el Gobierno de la Ciudad. “Insertar oficinas públicas en el medio del barrio para mejorarlo es innovador. En vez de pensarlo como un problema, es decir, tirarlo abajo y reacomodar la gente, que sería una idea más tradicional, se lo deja como está y se busca mejorar la calidad de vida de los habitantes. Es inspirador que un gobierno elija innovar de esta manera”, señaló.

Y continuó su idea : “Podés tener un masterplan con excelentes intenciones pero si no se hace realidad no tiene sentido".

En Buenos Aires conoció el proyecto de urbanización del barrio 31
En Buenos Aires conoció el proyecto de urbanización del barrio 31

-¿Cree que los ciudadanos deben tener un rol activo en las decisiones que se hacen para lograr los cambios de su ciudad?

-Tienen que tener interés, pero para eso tienen que pasar cosas interesantes en el desarrollo urbano. El inglés hay una palabra que lo ejemplifica community design (algo así como un diseño en comunidad) la gente sabe lo que quiere, lo que soñaron. Hay que conocer sus pasiones, atender sus decisiones y después unirlas para poder plasmarlo en la realidad.

-Después de haber creado obras tan trascendentes ¿Dónde encuentra la inspiración?

-La arquitectura es como el periodismo: siempre hay una historia potencialmente interesante si se conoce un tema en profundidad, si se lo estudia de todos los ángulos. No hay tema que no sea fascinante, sólo hay que encontrar su historia.

A la salida de la entrevista, y aunque está apurado porque puede perder su vuelo a Nueva York, su sed de observador lo hace detenerse en la vereda de Avenida Martín García y retratar el banco capitoné de hormigón... ¿será el disparador para su próxima obra monumental?

SEGUÍ LEYENDO: