La brutal golpiza a un joven dentro del boliche Bellakeo


El lunes pasado comenzó a viralizarse un video que daba cuenta de serios incidentes en la salida del boliche Bellakeo Night, ubicado en avenida Rivadavia al 7.400, en el barrio de Flores. Las imágenes muestran a los empleados de seguridad del lugar agrediendo a seis mujeres y un hombre, en una batalla campal con empujones, golpes de puño y patadas.

Tres de los jóvenes agredidos, Cinthia, Emiliano y Jéssica, realizaron la denuncia. Según informaron fuentes policiales a Infobae, el enfrentamiento que se observa en la filmación sucedió poco después de las 6 de la mañana, aunque, tal como relataron los protagonistas a las autoridades, el altercado comenzó más temprano, en el interior del local nocturno. Un nuevo video da muestra de ello.

Batalla campal en un boliche de Flores


Quien aparece en este video/foto es mi hermano, de 19 años, quien fue agredido brutalmente sin medida alguna por el personal de seguridad del boliche Bellakeo. Sí, quienes se supone que están al cuidado de los jóvenes que asisten a dicho espacio bailable. Pero, por lo evidente, actúan ferozmente con total libertad de poder, agrediendo tanto a pibes como a pibas. Ya que no fue solo él el único violentado durante esa noche”, denunció una usuaria de Facebook.

En la misma publicación, la mujer dijo que los disturbios empezaron en la zona VIP del boliche. En ese lugar estaban su hermano, Ezequiel, y los amigos de él. En medio del caos -continuó el relato- ellos trataron de escapar del tumulto. “En ese momento a mi hermano lo atacan entre cinco patovicas por la espalda, como se ve en el video, y lo golpean ferozmente".

Ezequiel “terminó desfigurado, con traumatismo de cráneo, fisura de tabique y dificultades respiratorias, entre otras lesiones”, contó la mujer, que compartió una foto del joven lastimado. “De la misma forma, a los golpes, lo llevaron todo el camino hasta la salida y lo arrojaron a la calle”, acotó la hermana.

Así quedó Ezequiel tras ser golpeado por cinco patovicas
Así quedó Ezequiel tras ser golpeado por cinco patovicas

La segunda pelea se originó en el momento que los patovicas expulsaban a Ezequiel: los demás abrieron camino para que pasaran cuando uno de los custodios chocó contra Emiliano, de 27 años, el joven involucrado en el primer video. Entonces, “el patovica le dijo ‘ahora vuelvo y te saco a vos’”, contó Cinthia, otra de las damnificadas. Al rato volvieron y le “pegaron en la nuca y lo desmayaron”, agregó.

Las agresiones continuaron afuera, en la vereda, a metros de la entrada a la estación San Pedrito. Un tercer video muestra a uno de los patovicas arrojar botellas y otras cosas mientras los jóvenes se alejan. El enfrentamiento se disipó cuando personal de la Comisaría Vecinal 7C de la Policía de la Ciudad llegó hasta el lugar.

“Gracias a dios no tuvimos que lamentar una muerte, ya que estos tipos se ensañaron con nosotros y, aun desmayado, a mi novio lo siguieron golpeando en el piso en la cabeza y en distintas partes del cuerpo; a mi me golpearon por defenderlo, por cubrirlo de patadas, piñas y picanazos”, escribió Cinthia horas más tarde.

En la denuncia, las víctimas no pudieron identificar a un agresor en particular. Desde la Agencia Gubernamental de Control de la ciudad confirmaron a este medio que el personal de seguridad está homologado.

Por el hecho se abrió una investigación caratulada “lesiones leves”, con intervención de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 24, a cargo de Rodrigo Pagano Mata. El fiscal dispuso la toma de declaraciones de los custodios involucrados, de los dueños del boliche, solicitó las historias clínicas de las lesionadas y los registros de las cámaras del local y de la zona.

El boliche está ubicado en una zona de muchos bares y locales bailables. Abre sus puertas sábados y domingos. El lugar no fue inspeccionado y tampoco clausurado, por lo cual está habilitado para abrir sus puertas mañana.

“Agradecemos a quienes nos puedan ayudar con alguna evidencia del hecho, si vieron y/o fueron parte, y tienen algún material para aportar a la causa. Tal abuso de violencia por parte de patovicas, en éstos establecimientos, no puede seguir ocurriendo más”, concluyó la hermana de Ezequiel.

SEGUÍ LEYENDO: