Un derrumbe de un supermercado chino sorprendió a los vecinos del barrio porteño de Parque Patricios en las primeras horas de la madrugada de este miércoles. Afortunadamente no se registraron víctimas ni heridos de gravedad, mientras se investiga si hubo una explosión previa en el lugar.

El incidente se produjo hacia las 1.30 sobre la calle Famatina al 3500, esquina Cachi, en el límite con la localidad de Pompeya. El comercio quedó reducido a escombros apilados en la vereda, cajones, hierros retorcidos y pedazos de pared.

Oficiales de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires que llegaron al lugar tras el derrumbe ayudaron a salir de entre los escombros al matrimonio -dueño del supermercado- que resultó ileso.

Aparentemente la pareja dormía en la planta alta del local. Hugo Bernardi, comandante de bomberos que se encuentran trabajando en el lugar, en diálogo con TN, expresó que el matrimonio fue rescatado con lesiones leves, contusiones y “algunos raspones”.

“Fue una desgracia con suerte, definió el hecho, e informó que están en la búsqueda para corroborar que no haya nadie debajo de los escombros, por lo que sumó a la división de perros.

La pareja a cargo del almacén quedó consternada frente a los restos de su negocio. Tras ser revisados por personal del SAME, fueron asistidos también por vecinos de la zona que se solidarizaron con ellos ante la pérdida de sus pertenencias.

El desplome de la estructura dejó escombros de mampostería en la ochava de la vereda y la calzada, aunque se mantuvo en pie el contrafrente. Tras la inspección de parte de los agentes de Defensa Civil y de Auxilio y Logística de la Ciudad, se dispuso de un vallado de prevención.

Si bien se especuló con que una explosión provocó el derrumbe, hasta el momento no se ha podido corroborar la mecánica del incidente. El comandante de bomberos comentó que en la planta alta donde vivía el matrimonio utilizaban gas por garrafa.

Personal de Bomberos y Defensa Civil corroboraron los servicios de energía eléctrica y gaseosa y garantizaron que no presentaran peligro.

Seguí leyendo: