El renovado Aeropuerto Internacional de Jujuy tuvo su "bautismo" con un vuelo de Austral que partió a las 8.55 desde esa terminal con destino a Córdoba. En tanto, el primer aterrizaje en las flamantes instalaciones había sido ayer, a las 20.12, protagonizado por un vuelo de Andes proveniente del Aeroparque porteño.

Como parte de las novedades, se inauguró una ruta aérea entre la Capital Federal y Jujuy, operada por Norweigan, que tendrá dos frecuencias semanales, los viernes y los domingos, con aviones B737-800 con capacidad para 189 pasajeros.

La cantidad de pasajeros en la terminal jujeña viene creciendo de manera sostenida. En los últimos 10 años creció un 400 %, de 75.000 personas en 2009 a poco más de 400.000 durante el 2018.

El aeropuerto tiene como destinos Aeroparque, El Palomar y el aeropuerto de Córdoba, y las líneas aéreas que operan en él son: Aerolíneas Argentinas, Flybondi, Andes Líneas Aéreas y Norweigan.

Las obras de remodelación, que fueron inauguradas este jueves por el presidente Mauricio Macri, el  ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el gobernador Gerardo Morales, demandaron una inversión de más de $ 1.500 millones. Las modificaciones duplicó el tamaño de esta terminal, que pasó a ser la más moderna del noroeste argentino.

Las obras en cuestión fueron realizadas por el Ministerio de Transporte de la Nación, a través del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), junto a Aeropuertos Argentina 2000.

La superficie cubierta de la terminal pasó de 4.000 metros cuadrados a 8.540, con dos niveles, y ahora tiene cuatro puertas de embarque, contra solo una que tenía antes.

Además, la nueva torre de control se separa del edificio de la terminal, teniendo su propio edificio de 1.200 metros de altura. Esto le permite ampliar la capacidad de observación de los operadores.

Por otro lado, van a poder operar aviones de mayor porte gracias al ensanche de la calle de rodaje sur, a la que se le sumaron siete metros de cada lado. El estacionamiento para vehículos particulares se triplicó, pasando de 118 a 323 cocheras, con una superficie total de 15.400 metros cuadrados que incluyen los espacios exclusivos para personas con capacidades reducidas.