En el video, se ve a la gobernadora ir a golpearle la puerta al supuesto acosador
En el video, se ve a la gobernadora ir a golpearle la puerta al supuesto acosador

—Hay un hombre que me acosa constantemente— dice la joven. Está sentada junto a María Eugenia Vidal frente a una mesa. 

—¿Fue tu pareja?— le pregunta la gobernadora de la provincia. 

—No, jamás lo había visto— contesta la joven.

Después, la voz se le quiebra. 

—Yo voy a hablar, no te preocupes. Yo le voy a decir la verdad. Que yo me enteré del caso, que sé lo que está pasando, que nosotros te estamos acompañando. Para que él sepa que no estás sola— la tranquiliza Vidal, y apoya su mano sobre el brazo de la joven.

Corte.

El video, fechado en abril de 2019 y que ayer comenzó a viralizarse en las redes sociales, muestra en la siguiente escena a la gobernadora de espaldas, caminando por el interior del barrio, escoltada por otras tres mujeres. Golpea a una puerta. Nadie contesta pero igual dice: 

"Buen día Horacio. Soy María Eugenia Vidal, la gobernadora. Sé que estás ahí porque los vecinos me dijeron que estabas, aunque no me quieras abrir. Solo para decir que estuve reunida con (dice el nombre de la joven) y con su hija (dice el nombre de la madre). Que ya sé lo que está pasando. Que me contó que te denunció y que vamos a seguir acompañándola. Va a venir un fiscal a verla para que haga de nuevo una denuncia. Así que solamente para que sepas que la estamos acompañando y que la vamos a acompañar para que no le pase nada. Era solamente eso. Hasta luego". 

Después de terminar su diálogo con la puerta blanca, Vidal se marcha. Un graph sobreimpreso en el video con una tipografía distinta a la que usa habitualmente el equipo de comunicación oficial dice: "No desperdiciemos la oportunidad de tener una gobernadora sin miedo". Fin. 

Una cascada de críticas

La cascada de críticas en Twitter no se hizo esperar. Las feministas coincidieron: así no se defiende a una mujer en una situación de violencia de género. También coincidieron las expertas en violencia consultadas por Infobae. 

Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA (Equipo Latinoamericano de Justica y Género), señaló: "El problema del video es, por un lado, que una intervención personal, por impactante que pudiera resultar, no construye política pública. Pero lo más problemático es la exposición que se hace del rostro y del nombre y del lugar en el que vive esta mujer. La exposición pública parece preocupante porque puede ponerla en peligro".

Lucila Galkin, coordinadora de género de Amnistía Internacional, consideró que además existe "una revictimización". "Cuando se expone a la víctima de esa manera se la revictimiza, lo cual es muy grave. En vez de generar un espacio seguro y de confianza para alguien que se anima a hablar, que es lo que indican los protocolos, se la expone frente a una cámara, se la identifica con su cara y con su nombre y el de su mamá".

Y explicó que, al tomar esa actitud "desafiante" con un supuesto acosador, Vidal "se saltea todos los procedimientos. Jamás hay que ir a desafiar a un violento porque no sabemos cómo puede reaccionar después. A veces puede seguir con amenazas y amedrentamiento hacia la familia de la víctima, es una irresponsabilidad. Podrían haber ido a pedir una medida de restricción de acercamiento en vez de esto. Es muy irresponsable hacer de cuenta que se toman medidas cuando no se conocen las apropiadas".

La explicación oficial

En diálogo con Infobae, fuentes del entorno de María Eugenia Vidal confirmaron que el video fue grabado en abril por alguien de su propio equipo de comunicación. Que se hizo en el marco de una recorrida para visitar vecinos emprendedores de distintos municipios y que, en la charla, "la chica contó la situación de violencia". La joven, escribió en su cuenta de Instagram la gobernadora en su momento, hace huevos de pascua, souvenirs y desayunos para eventos especiales.

Aseguraron que todas esas recorridas se filman pero que la intención no fue publicar ese video "para mostrar a Vidal como una heroína" en el marco de la campaña sino que "alguien lo filtró", por lo cual iniciaron investigaciones internas. Más allá del video, reconocieron a Infobae que fue un error grave haber salteado el camino formal de la denuncia, haberle golpeado la puerta a un supuesto acosador y haber dejado a la víctima tan expuesta.

Pese a que la cara de la víctima quedó a la vista en un video viral, fuentes del entorno de la gobernadora dijeron que le gestionaron un botón antipánico, aunque en los medios sobran relatos de mujeres con botón antipánico que igual terminan siendo asesinadas.

Con la colaboración de: Gabriela Saidón