Un colectivo de la línea 24 protagonizó este mediodía un impactante accidente cuyas consecuencias pudieron haber sido mucho peores. La unidad chocó con un camión y, al perder el control, terminó estrellándose contra una casa en la localidad bonaerense de Wilde, partido de Avellaneda.

Producto del impacto, once personas, entre ellas un menor de edad, terminaron con distintas heridas y debieron ser atendidas, aunque todas fuera de peligro, tal cual informaron a Infobae fuentes policiales.

El hecho ocurrió minutos antes de las 12 de este miércoles, cuando un camión marca Dodge que transportaba carne del frigorífico El Federal circulaba por la calle Cangallo en dirección a Onsari, y al llegar al cruce con Yapeyú colisionó con el colectivo que venía por Yapeyú, en sentido hacia la calle Mitre.

Tras ese primer choque, el vehículo de transporte público se incrustó en una casa que -afortunadamente- en ese momento estaba vacía, según indicaron las fuentes.

Minutos después, personal de la Comisaría 5 de Avellaneda y ambulancias del SAME llegaron al lugar para asistir a diez pasajeros, que resultaron con heridas leves. Se trata de nueve mujeres, de entre 21 y 71 años, más un nene de 4 años y el chofer del colectivo, Aldo Gutiérrez, de 31 años.

De acuerdo a lo que comunicaron fuentes policiales, "las heridas son de carácter leves", con excepción de una fisura en antebrazo derecho que sufrió una mujer de 65 años.

En un principio había trascendido que el menor de edad se encontraba grave, pero desde el Hospital de Wilde informaron que solo sufrió un golpe en su cabeza, está fuera de peligro y permanece en observación.

Los vehículos fueron removidos luego de las tareas de efectivos de la Policía Científica. Miembros del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Wilde también estuvieron presentes en el lugar, realizando trabajos de apuntalamiento frente al domicilio para evitar mayores daños o un eventual derrumbe.

La UFI 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora intervino en la investigación.

SEGUÍ LEYENDO: