Miguel Ángel Pichetto acompañará a Mauricio Macri en la fórmula que competirá en las elecciones presidencias de octubre. Tras la noticia, una de las principales preguntas que empezó a circular en redes sociales giró en torno a la postura del senador nacional en relación a la legalización y despenalización del aborto.

El 9 de agosto de 2018, el Senado rechazó la media sanción faltante para promulgar la ley. Pichetto, jefe del interbloque Argentina Federal, expuso en aquella oportunidad ante sus pares durante casi 30 minutos y expresó su postura a favor del aborto: "Estoy convencido de que la Argentina, cuando podamos votar este tema, va a entrar definitivamente en la modernidad. Va a entrar en un proceso de justicia, de equidad, un poco más de lo que hoy todavía se vive".

Y ratificó su posición: "El 'no' está cantado, pero el futuro no les pertenece. Más temprano que tarde las mujeres van a tener la respuesta normativa que necesitan".

Sobre el actual Presidente de la Nación -y a partir de hoy compañero de candidatura- había manifestado: "Rescato la decisión de Macri de poner este debate en la sociedad, la demanda estaba en la calle. Pero los grandes cambios se producen cuando hay un fuerte decisionismo y más en un país de naturaleza presidencial como la Argentina".

Miguel Ángel Pichetto
Miguel Ángel Pichetto

Luego lo cuestionó: "Entonces, la opinión del Presidente no puede ser abierta, debería haberse comprometido con todo en la decisión de que esta ley saliera. La Argentina hubiera sido un poquito más justa".

El legislador fue tajante al considerar que el abordaje y avance en una ley para legalizar el aborto "tiene que ver con la Argentina moderna o la Argentina del atraso". En ese sentido, opinó que "la Iglesia y otros credos juegan con la inocencia de la gente".

Pichetto recordó los derechos civiles logrados a lo largo de la historia y resumió: "Se trata de normas que regulan relaciones humanas en el Estado. La religión no puede imponer al conjunto del país su visión sobre normas que son civiles dentro de un Estado laico".

El senador, durante su exposición, hizo referencia en reiteradas ocasiones al objetivo de alejarse del atraso. Y señaló: "El derecho a la felicidad y al reconocimiento es uno de los grandes temas de la sociedad moderna. El reconocimiento significa ponerse en el lugar del otro y el siglo XXI es el siglo de la mujer".

Sobre el final de aquel discurso, el senador se había exhibido optimista, a pesar de que la ley para legalizar el aborto no avanzó en aquella oportunidad: "Si el Senado hoy no está a la altura de las demandas sociales, este tema en el futuro se va a tratar. Si no, creo en la Corte Suprema de la Nación. La Corte puede llegar a terminar de resolver lo que este Congreso no se atrevió".

El discurso completo

Seguí leyendo: