La Corte Suprema de Justicia de la Nación dictaminará que la ley de protección glaciares que rige en la Argentina es constitucional. De este modo termina con 12 años de incertidumbre respecto de, al menos, 40 proyectos mineros y de su posible afectación al ambiente que garantiza los recursos hídricos de buena parte del país. Según pudo confirmar Infobae a través de fuentes oficiales el fallo saldría por unanimidad.

Según pudo reconstruir este medio, los jueces de la Corte conicidirán en rechazar el planteo de inconstitucionalidad de la minera Barrick y esgrimirán, entre los principales argumentos, la división de poderes, la garantía constitucional del artículo 41 por un ambiente sano, así como también el cumplimiento del Acuerdo de París, en términos de lucha contra el cambio climático.

El fallo responde a una demanda presentada por la empresa minera Barrick, al frente del proyecto aurífero Veladero, en San Juan. La ley de presupuestos mínimos, tuvo desde su aprobación, en septiembre de 2010, una fuerte resistencia del sector minero, apelaciones en la justicia por parte de empresas y de gobernadores de las provincias que apoyan esas actividades.
Los artículos 2 y 6 de la norma son los más discutidos. El primero de ellos se refiere a la superficie de protección de los cuerpos de hielo y de roca, es decir, dónde empieza y dónde termina la superficie glaciar. El sexto, se refiere a las actividades prohibidas en esa superficie.

En ese sentido, un documento obtenido por la justicia en la Secretaría de Ambiente de la Nación, muestra cómo al menos 44 proyectos mineros se superponen con cuerpos de hielo o de roca glacial. Qué sucederá con esos emprendimientos es la gran pregunta que llega después del fallo.

Infobae consultó a la Cámara Minera que respondió mediante un comunicado: "La Cámara Argentina de Empresarios Mineros considera que proteger los glaciares es fundamental, y resguardarlos es una obligación ineludible de la sociedad en general. Hemos asumido el compromiso realizar nuestro trabajo en forma respetuosa con el ambiente. Y entendemos que toda actividad productiva sólo debe realizarse en aquellas zonas donde pueda garantizarse el cuidado de las fuentes hídricas. Trabajando en forma responsable y transparente, demostramos que la industria minera puede impulsar un sano desarrollo sustentable".

Entre los proyectos mineros ubicados o proyectados en zona glaciar o periglaciar está Veladero. Barrick Gold es la minera que tuvo que pagar una multa de $145.696.000 por el derrame de cianuro ocurrido en Veladero en septiembre de 2015, hecho que se convirtió en el mayor accidente ambiental de la minería argentina. Fuentes de la compañía indicaron que no creen que el fallo les afecte ya que la ley de glaciares es posterior al emprendimiento. Su pelea irá ahora por la irretroactividad de la ley.

Enrique Viale, abogado ambientalista, indicó: "Barrick evidencia un histórico desprecio por la legislación ambiental de nuestro país. Siempre supo que su emprendimiento minero Veladero y el proyecto Pascua Lama violan la Ley de Glaciares, por eso la cuestionó judicialmente. Ahora no hay más excusas, desde hace años que venimos pidiendo la aplicación efectiva de la Ley de Glaciares, especialmente en las zonas donde están en peligro".

En el mismo sentido, Gonzalo Strano, de Greenpeace indicó en una entrevista a Infobae: "Los ríos sobre los cuales trabaja Barrick Gold pertenecen a la cuenca del Desaguadero que desemboca en el océano Atlántico. Cuando decimos que los glaciares son un recurso para todo el país, lo decimos en este sentido: lo que pasa allí repercute en todo el país. Del 100% del agua del planeta, sólo el 2% es dulce. Y de ese 2%, el 80% está en los glaciares. No hay dudas de que la ley es muy sabia y por eso dice que los glaciares son un recurso que se tiene que proteger".

En San Juan, en tanto, hay otros 28 proyectos que no podrían desarrollarse con la decisión del máximo tribunal. El fallo llegó luego de que se realizara y conociera el demorado inventario de glaciares de la Argentina .

En la Argentina hay 16.968 glaciares: 16.078 sobre la Cordillera de los Andes y 890 en las Islas del Atlántico Sur, que ocupan una superficie de 8.484 km2, un tamaño equivalente a 41 veces la ciudad de Buenos Aires. Estos cuerpos de hielo ubican al país en el segundo lugar de América Latina en términos de recursos disponibles de agua dulce y entre los primeros 15 estados del planeta.

Por provincias, Santa Cruz contiene la mayor superficie de glaciares del país (3.421 km2 y 2.420 unidades). Mendoza ocupa el segundo lugar con 1.239 km2 y 4.172 cuerpos inventariados, mientras que San Juan, ocupa el tercer lugar en cuanto a mayor superficie a nivel nacional. Las provincias con menos superficie cubierta por hielo en el país son Jujuy (9,5 km2 distribuidos en 255 cuerpos) y Tucumán (10 km2 y 122 cuerpos).

Los glaciares, además de un recurso estratégico de abastecimiento de agua dulce, son muy sensibles al cambio climático, de hecho varios de ellos como el Upsala y el Fitz Roy, en Santa Cruz, dan muestra de la retracción que han sufrido en las últimas décadas a causa de este fenómeno global. El ambiente periglaciar, para los expertos, es aquella zona que reúne suelos congelados permanentes en los que la temperatura se encuentra por debajo de los 0 grados por más de dos años.