El testimonio de uno de los sobrevivientes al accidente aéreo

En una hazaña con suerte, dos pilotos argentinos sobrevivieron este viernes a un accidente aéreo, cuando la pequeña avioneta Cessna 150 en la que volaban se estrelló en una zona populosa de la ciudad de San José, capital de Costa Rica. Hacía minutos que habían despegado desde el aeropuerto, pero lograron maniobrar la aeronave con destreza para salvarse.

Los tripulantes fueron identificados como Damián Barreira, el piloto, y Cristian Sapún, el copiloto de 23 años. Ambos partieron del Tobías Bolaños Palma, en la región de Pavas, y tenían como destino David, en Panamá.

"Estamos en observación. Yo tengo dos puntos arriba de la ceja y Cristian no tiene absolutamente nada. Que la familia se quede tranquila", afirmó Barreira tras sobrevivir al accidente.

Los argentinos habían adquirido una avioneta en Estados Unidos y tenían la intención de llevarla a la Argentina en vuelos cortos, por la escasa autonomía de la aeronave. El vuelo desde Costa Rica estaba previsto para ayer, pero debió demorarse un día por las malas condiciones meteorológicas.

Los pilotos iniciaron el despegue alrededor de las 6:30 de la mañana, pero todo se complicó cuando detectaron una falla y tuvieron que aterrizar de manera forzosa en una zona residencial de Costa Rica. Estaban apenas a dos kilómetros del aeropuerto Tobías Bolaños Palma y hubo que realizar maniobras para evitar lastimar a terceros.

Afortunadamente, la aeronave matrícula N6941-G impactó con un árbol cuando descendía, lo que amortiguó la caída.

"La verdad, fue una situación complicada. Le faltaba potencia al motor", contó Barreira. Al respecto, contó que tuvieron que "esquivar árboles, casas y líneas de alta tensión" antes de que pudieran visualizar una calle vacía para realizar el descenso.

"Cuando estábamos cerca de piso levantamos un poco la nariz porque adelante nuestro había autos estacionados. Lo primero que tocó fue el tren de aterrizaje, que nos amortiguó el ala", indicó el piloto al canal TN. "No queríamos lastimar a nadie", añadió.

Tanto Barreira como Sapún pudieron salir por sus propios medios de la avioneta en un barrio de casas bajas. Todo estuvo bajo control al punto de que los rescatistas no tuvieron que usar el equipo hidráulico que llevaban, según revelaron los medios costarricenses.

Esta mañana, el Servicio ​de Vigilancia Aérea (SVA) y personal de Bomberos de Costa Rica trabajan en la zona para atender el siniestro. En tanto, los tripulantes fueron trasladados al Hospital del Trauma en La Uruca, para descartar lesiones de gravedad.

El director de Aviación Civil de Costa Rica Guillermo Hoppe, afirmó que la aeronave estaba en regla.

Según la página de registro de aeronaves y vuelos FligthAware, la Cessna que llevaban los argentinos es propiedad de un hombre de apellido Balsalobre y fue fabricada en 1970.

Seguí leyendo: