Luego de que la pareja chilena integrada por el creativo Felipe Zegers y la arquitecta Gabriela Medrano fuera liberada hoy por el juez federal de Córdoba Hugo Vaca Narvaja, quien dispuso la falta de mérito de los acusados, la mujer y el hombre que fueron indagados por dejar un paquete con un presunto artefacto explosivo en un hotel de la capital de esa provincia aseguraron que "estuvimos detenidos e incomunicados sin saber los motivos hasta el día martes".

En diálogo con la prensa tras quedar en libertad, Medrano leyó un comunicado: "Nosotros realizamos intervenciones artísticas en el espacio urbano. Fuimos invitados a Córdoba por la Facultad de Filosofía, en el marco del Congreso 'Malas lenguas', para exponer nuestro proyecto 'Información Inclusive', que consiste en una caja con dos parlantes que transmiten la Declaración Universal de los Derechos Humanos en lenguaje inclusivo".

"Esta caja contiene un MP3 y un amplificador. Para poder funcionar, necesita una batería. Como las baterías no se pueden llevar en el avión (ni siquiera en el equipaje que se despacha), les pedimos a nuestros anfitriones que nos facilitaran una en Córdoba, la cual no pudimos devolver a tiempo, y, por eso, quedó en el hotel. Evidentemente nuestro error estuvo en dejar la batería en ese lugar, pero lo hicimos para respetar las normas". "Estuvimos detenidos e incomunicados sin saber los motivos hasta el día martes. Finalmente ayer pudimos conocer la acusación y ejercer nuestro derecho a defensa. Le dimos al juez todas las explicaciones del caso y contestamos todas las preguntas que el tribunal nos hizo, lo cual sirvió para que al final del día nos dejaran en libertad", detalló la mujer.

Por último, Medrano dijo que "estamos frente a una gran equivocación y, por eso, esperamos que esto termine de ser aclarado en el expediente judicial para poder volver a nuestro país y retomar nuestras vidas y actividades con normalidad. Queremos agradecer a nuestra Defensoría por su excelente trabajo y, principalmente, por su apoyo humano. También a la Cancillería chilena y, en especial, a nuestras familias, amigos, a la comunidad artística y a todos los que nos apoyaron".

Antes, la defensora oficial de ambos, Mercedes Crespi, había dicho que "el juez federal número 3 de Córdoba dispuso su falta de mérito luego de escuchar la amplia declaración brindada por ambos". "Gabriela y Felipe explicaron con detalle el porqué de la presencia de esa batería en el lugar, relacionado con la instalación artística de su autoría, y contestaron todas las preguntas del Tribunal. La fiscalía no estuvo presente en el acto", precisó Crespi.

La falta de mérito llegó tras ser indagados, luego de conocerse que la fiscal Graciela López de Filoñuk los había imputado horas antes. Según trascendió, la fiscal Filoñuk imputó a Zegers y Medrano por el artículo 189 bis del Código Penal, referido a los delitos contra la seguridad cometidos con explosivos.

En tanto, el juez federal Hugo Vaca Narvaja había ratificado este miércoles por la mañana su accionar en la detención por la presunta confección de un artefacto explosivo y destacó que "es una hipótesis que en cualquier lugar del mundo hubieran hecho una investigación" como la que está llevando adelante. "El procedimiento que se llevó adelante es el del protocolo. Es una hipótesis que en cualquier lugar del mundo hubieran hecho una investigación", sostuvo el magistrado.

En diálogo con Cadena 3, Vaca Narvaja rechazó las críticas que recibió luego de que amigos de los detenidos afirmaran que los trasandinos son reconocidos artistas que llegaron al país para participar del "contracongreso" organizado por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba y que se llevó en paralelo al Congreso Internacional de la Lengua Española (Cile).

En ese sentido, el magistrado remarcó que en la habitación del hotel en la que se habían hospedado los imputados había "un artefacto que llamó la atención de la gente que se dedica a los explosivos". "Los perros identificaban que la valija podría tener explosivos. Ante la apariencia de los elementos se hizo una detonación. Después se verificó que se trataría de una batería. Todo esto genera una hipótesis de una posibilidad de un armado de un artefacto explosivo. Se toman recaudos ante la posible existencia de un evento de esta naturaleza y se actuó ante las hipótesis más severas", subrayó.

Respecto de los cuestionamientos a la investigación judicial, el juez aseguró que "el error garrafal no existe" en la detención de los chilenos. "Estamos hablando de hipótesis que uno va investigando en la coyuntura. La otra versión se conoció recién ayer (martes) en las redes sociales, pero también tienen que ser verificadas, trasladadas al expediente", concluyó.

El artefacto sospechoso, que era una valija de aluminio que tenía una especie de ladrillo y una batería, había sido abandonado por la pareja en la habitación del hotel en el que se hospedaron en la capital provincial.

Tras el hallazgo del objeto, los ciudadanos trasandinos fueron arrestados en el barrio porteño de Palermo donde se encontraban, horas antes de que viajaran de regreso a Chile. Amigos de los detenidos afirmaron en las redes sociales que el presunto artefacto explosivo era parte de una intervención que la pareja había realizado en el evento en Córdoba.

Seguí leyendo: