Ante la demanda alimentaria y las inundaciones en las rutas y zonas rurales que afectaron durante los últimos días a miles de familias en el Litoral argentino, el Ejército argentino encabezó los mecanismos de asistencia y la colaboración con las provincias afectadas por la emergencia climática a través de la distribución de recursos sanitarios e insumos de primera necesidad.

Las acciones son coordinadas por el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), que depende de Jefatura de Gabinete de Ministros y cuya gestión operativa está a cargo de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad.

Entre Ríos, Corrientes, Chaco, Santa Fe y Santiago del Estero sufrieron las consecuencias extremas del clima, en donde las sequías se convirtieron en inundaciones e intensas lluvias que -en las últimas dos semanas- ocasionaron que muchas familias perdieran todo.

Es por ello que distintas cuadrillas del Ejército junto a Gendarmería, Prefectura Naval y la Policía Federal, siguen realizando tareas de seguridad, asistencia y traslado de los vecinos que debieron abandonar sus viviendas y distribución de los suministros enviados a los centros de evacuados.

El secretario de Protección Civil y titular del SINAGIR, Emilio Renda, destacó la "gran cantidad de medios desplegados por las fuerzas federales en las provincias damnificadas y los recursos dispuestos por diversos ministerios y organismos del Estado nacional".

Trabajan con la ayuda de medios especiales y vehículos de gran porte dispuestos por las fuerzas junto a personal de Defensa Civil de las provincias y municipios, agentes de las policías locales y bomberos voluntarios.

La Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social envió en las últimas horas, a través de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA), medicamentos y otros elementos a Corrientes y Chaco, además de facilitar a esta última provincia un camión sanitario.

El Ejército cedió una sede de la fuerza para ser utilizada como centro de evacuados en Concordia, en el noreste de la provincia, donde se constituyó un Comité de Emergencias. Efectivos de Prefectura Naval colaboran con la policía local para asistir a los vecinos y brindar seguridad en las zonas afectadas.

Los recursos sanitarios enviados se suman a los despachos de suministros básicos que realizó la cartera de Salud y Desarrollo Social a las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Corrientes para que sean distribuidos a las poblaciones más comprometidas por los fuertes temporales y la crecida de ríos y arroyos que se registran en zonas del norte y el litoral del país desde los primeros días del año.

Seguí leyendo: