Las fuertes precipitaciones registradas durante fines de 2018 y la primera semana de 2019 provocaron inundaciones y graves destrozos en las provincias del Litoral argentino. Esta situación dejó zonas rurales totalmente devastadas y localidades aisladas, ya que los caminos quedaron bloqueados o destruidos por las fuertes lluvias.

Un balance de lo sucedido durante el mes de diciembre y en lo que va de enero, determinó que ya se ha superado ampliamente los valores promedio en algunas zonas productoras. Incluso, en sectores puntuales, la acumulación de agua llegó a duplicarse o triplicarse.

Los perjuicios más relevantes se registran sobre el norte de Santa Fe, especialmente en el departamento de 9 de Julio, donde los acumulados en los últimos 40 días se remontan a más de 600 mm. Según informes de Defensa Civil de Santa Fe, en las últimas 48 horas llovieron más de 130 mm.

En el norte de la provincia hay aproximadamente 300 mil hectáreas afectadas por las inundaciones.

El fuerte temporal dejó árboles caídos y calles anegadas en la capital correntina (video: @ElvaCarballo)

Tanto las provincias de Corrientes, Chaco, Entre Ríos y el norte santafesino estarán bajo la influencia de un nuevo sistema frontal que provocará el desarrollo de precipitaciones de variada intensidad, con núcleos que podrían volver a superar los 150mm en pocas horas.

Pero no solo fue la provincia de Santa Fe la más golpeada por las importantes precipitaciones, sino también sectores de Corrientes, norte de Entre Ríos y en algunos casos, las zonas del sur de Santiago del Estero, donde también se observaron registros sorprendentes para la época del año.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la combinación de las elevadas marcas térmicas, el importante contenido de humedad y la presencia de un sistema frontal estacionario sobre la región, generan el constante desarrollo de lluvias.

En este sentido, la tendencia para los próximos días no es para nada positiva, por el contrario, ya que se prevén más "lluvias y tormentas de fuerte a muy fuerte intensidad" para todo el Litoral.

Si bien desde el SMN advirtieron que el momento clave de las precipitaciones se observaría durante la jornada del jueves, gran parte de la semana se presentarán condiciones de tiempo inestable, con el desarrollo de tormentas intermitentes y con mejoras solo temporarias y de muy corta duración.

El fenómeno del Niño continúa sin declararse oficialmente aunque sus efectos típicos se vienen registrando en los últimos meses de 2018 con eventos de mal tiempo más frecuentes e intensos en todo el territorio nacional.

Seguí leyendo: