Cada vez más personas eligen los countries y emprendimientos inmobiliarios con salida al mar en la Costa Atlántica
Cada vez más personas eligen los countries y emprendimientos inmobiliarios con salida al mar en la Costa Atlántica

Desde San Clemente del Tuyú hasta Necochea hay más de 20 emprendimientos inmobiliarios que llegaron para cambiar definitivamente el paisaje. Desde hace poco tiempo se multiplican los condominios de lujo, desarrollos premium y complejos tipo resort inmersos en el bosque con una vista inigualable y amenities de un hotel 5 estrellas; así son los barrios de alta gama que se consolidan en la Costa Atlántica y cada vez suman más adeptos a la hora planificar vacaciones.

Estos barrios, que combinan diseños agrestes y modernos, se convierten en un producto muy demandado en esta época del año por parte de los que buscan vivir en un entorno cerrado, tranquilo y con importante infraestructura deportiva.

"Son espacios que conjugan playa, mar y bosque; ideal para desconectarse de la vorágine de la ciudad, vincularse con la naturaleza y volcarse a la práctica de deportes", aseguró Agustín Basile, de 34 años, quien por primera vez decidió pasar el verano en un country.

Junto a su mujer, su bebé de un año y las familias de sus cuñados se instalaron en Costa Esmeralda para recibir el 2019 y descansar la primera semana de enero. Por esos 10 días pagaron $45 mil.

En Costa Esmeralda, de Pinamar, se pueden alquilar casas y departamentos
En Costa Esmeralda, de Pinamar, se pueden alquilar casas y departamentos

"Antes de alquilar ahí estuvimos averiguando precios en la ciudad de Pinamar pero eran más altos y no encontramos una casa que nos alquile por esos días. Era quincena o mes, y las que ofrecían tenían precios muy altos entre $70 mil y $80 mil", relató Basile a Infobae.

El primero de los countries con salida al mar asoma en San Clemente, sobre el km 314 de la ruta interbalnearia. El emprendimiento, que se llama justamente Km 314, fue concebido bajo el concepto de una villa marítima y fomenta la utilización de materiales nobles, como la madera y la piedra.

El barrio KM 314, de San Clemente, tiene un parador de playa bien agreste (www.km314.net)
El barrio KM 314, de San Clemente, tiene un parador de playa bien agreste (www.km314.net)

Con 1.000 metros de costa, ofrece lotes de 800 metros cuadrados y casas ya construidas bajo el sistema de housing. Además, recientemente acaba de lanzar a la venta el complejo de departamentos Marez -de estilo racional moderno- conformado por 18 unidades de dos y tres ambientes con parrillas individuales, baulera y cochera semicubierta.

Le sigue el Barrio Parque Jagüel del Medio, en Santa Teresita, que se levanta en el km 323 de la ruta 11, lindero al Club de Golf. Con una superficie de 125 hectáreas, este megaproyecto frente al mar consta de 560 lotes de entre 1.000 y 1.500 metros cuadrados repartidos en ocho barrios residenciales exclusivos con servicios de alta gama, club de playa, un importante parador -llamado Willy Beach- y un centro comercial.

Se trata de un emprendimiento costero rodeado de pinares, acacias y tamariscos que se construyó preservando la topografía propia de médanos y la flora existente. "En el barrio tenemos un sector familiar, con 30 casas construidas y lotes a la venta; y un sector comercial de cabañas para alquilar en temporada. La semana cuesta $24.000 para cuatro personas", contó a Infobae Pelegrino de Corso, administrador de Jagüel del Medio.

A la playa del barrio El Jagüel del Bosque, en Santa Teresita, se accede por un amplio deck aterrazado y una extensa pasarela de madera (www.jagueldelmedio.com)
A la playa del barrio El Jagüel del Bosque, en Santa Teresita, se accede por un amplio deck aterrazado y una extensa pasarela de madera (www.jagueldelmedio.com)

Con un mercado inmobiliario en constante movimiento, Pinamar se consolida como el balneario que posee más barrios cerrados sobre el mar (Villa del Mar, Costa Esmeralda, Dunas de Pinamar y NorthBeach) y el que albergará el proyecto más ambicioso: Villarobles, la primera ciudad pueblo de la Costa.

Villa de Mar se autodenomina como "el primer emprendimiento en Pinamar que pisó la arena". Emplazado sobre una superficie de tres hectáreas sobre la playa, el barrio está compuesto por cuatro bloques de edificios con vista al mar y una muy completa infraestructura de servicios (conserjería, mucamas y lavandería) y deportiva (spa y centro de fitness, piscina exterior, pileta climatizada cubierta, servicio de playa y bar, sala de juegos infantiles, SUM y canchas de tenis)

Dispuestos en una especie de semicírculo, cada edificación cuenta con departamentos con jardín en planta baja, con amplias terrazas en el segundo piso y penthouse-dúplex en el tercero. Todas estas unidades de 2, 3 y 4 dormitorios poseen cocheras cubiertas, bauleras y escaleras privadas con acceso a la playa.

El barrio Villa de Mar, en Pinamar, está compuesto por cuatro bloques de edificios con vista a la playa
El barrio Villa de Mar, en Pinamar, está compuesto por cuatro bloques de edificios con vista a la playa

Costa Esmeralda emerge sobre un predio de 1.000 hectáreas de bosques y médanos con 3.200 metros de frente costero. En esa superficie se encuentran distribuidos 3.400 lotes -donde ya se construyeron más de 1.000 casas- y una imponente infraestructura deportiva y playera.

A su cancha de golf de 27 hoyos con lagunas se suman las canchas de tenis, básquet, fútbol, vóley y paddle; un sector con juegos infantiles, Club House, gimnasio, SUM y living familiar. Durante la temporada, en la cancha de polo cobran vida los torneos de verano y en el sector ecuestre se organizan las clásicas cabalgatas nocturnas a la luz de la luna.

"La única contra que le encontramos a Costa Esmeralda es que se dificulta moverse si no tenés 4×4 o cuatriciclo, y más para llegar hasta la playa. Otro dato, no menor, es que no hay servicio de carpas, sombrillas y reposeras y a nosotros con el bebé se nos complicó bastante", explicó Basile.

El acceso a la playa en Costa Esmeralda solo puede hacer con camionetas 4×4, motos, cuatriciclos y UTVs
El acceso a la playa en Costa Esmeralda solo puede hacer con camionetas 4×4, motos, cuatriciclos y UTVs

La playa cuenta con tres paradores: el clásico Punta Norte, elegido por los amantes del buen comer; Cabo Suelto, donde la propuesta gastronómica es fast food gourmet; y Pura Vida, un espacio más relajado que extiende su horario hasta la medianoche con música y tragos.

Pero hoy la novedad pasa por Dunas de Pinamar Village, un megaemprendimiento marítimo situado a cinco minutos del centro y con acceso desde el km 385 de la ruta 11, que se encuentra en pleno desarrollo y ofrecerá distintos tipos de propiedades: departamentos de 2 y 3 ambientes, lotes de 1.000 m2 y chacras de 5.000 m2 a 10.000 m2.

Concebido como una propuesta diferencial de primera nivel, promete tener el mejor circuito de motos, quads y UTVs; un club vacacional, sendero aeróbico, sector hípico, microcine, gym, SUM y locales comerciales. Los cuatro sectores residenciales contarán con una cancha de tenis, una cancha de fútbol y una plaza seca para los más pequeños. El sector denominado Village I será el primero en desarrollarse con 254 lotes de 1.000 m2, y deptos de 1 y 2 dormitorios.

Así será Nortbeach, en Pinamar
Así será Nortbeach, en Pinamar

Ideado para vivir todo el año, NorthBeach está emplazado a solo 4 km al norte de La Frontera, sobre el km 378 de la ruta 11. Con una superficie de 274 hectáreas y 1,2 km de playas vírgenes, bosque y lagunas tendrá un área deportiva con club house y piscina climatizada in/out, cancha de golf de 9 hoyos, cancha de polo con caballeriza, senderos verdes y un open mall con 70 locales comerciales.

"Está vendido el 80% de la etapa 1 que comprende 5 edificios sobre la playa y uno sobre el hoyo uno del golf. Todo va a estar funcionando y entregado en la temporada 2020", dijo a este medio Belén Rodríguez, responsable de Marketing y Comunicación de Toribio Achaval. Las unidades de 2 ambientes sobre la playa cotizan u$s 280 mil.

Pinamar también se jacta de albergar el proyecto más ambicioso y exclusivo de toda la Costa Atlántica. Se trata de Villarobles, la primera ciudad pueblo marítima con puertos de amarra para 450 embarcaciones y hasta pista de aterrizaje. Contará con 7 barrios, campo de golf, centro comercial y hotel de lujo. Pero hasta el momento solo hay 30 casas construidas, más la imponente entrada y la avenida que lleva hacia el mar.

El Salvaje, en Villa Gesell, es el primer emprendimiento de chacras marítimas ambientalmente sustentable de La Costa
El Salvaje, en Villa Gesell, es el primer emprendimiento de chacras marítimas ambientalmente sustentable de La Costa

En Villa Gesell, sobre el km 427 de la ruta 11, se encuentra El Salvaje, el primer emprendimiento de chacras marítimas ambientalmente sustentable de La Costa que se encuentra en etapa de comercialización. En sus casi 400 hectáreas se construirán tres zonas de uso residencial unifamiliar, áreas deportivas, club náutico, locales comerciales y un hotel.

"Todos los lotes tienen 2.500 m2 y cotizan desde los u$s 31 mil hasta los u$s 70 mil de acuerdo a su ubicación. Los más caros cerca del mar, los intermedios alrededor de laguna y los más económicos llegando a la ruta", precisó a Infobae Daniela Pagano, asesora comercial de El Salvaje, quien cada 15 días organiza cabalgatas o paseos en 4×4 por el lugar junto a potenciales compradores.

A modo de promoción, durante enero, el metro cuadrado vale u$s 12 y el plan de financiación consiste en abonar un 30% de anticipo y el resto en 24 cuotas. "Los pagan un 80% de anticipo reciben un descuento del 7% mientras que los abonan de contado un 10%, explicó Pagano.

El barrio Costa Esmeralda, uno de los emprendimientos top de la Costa Atlántica
El barrio Costa Esmeralda, uno de los emprendimientos top de la Costa Atlántica

A diferencia de otros barrios privados, Dunas de las Pampas -en Mar de Las Pampas- ofrece la posibilidad veranear en el resort situado dentro del lugar. El complejo hotelero marítimo cuenta con 22 unidades de 1 a 5 ambientes, piscina in-out elevada, sala de juegos, gimnasio y un spa equipado con sauna, baño finlandés, ducha escocesa y sala de masajes. El precio de la semana en enero arranca en $49 mil y en febrero en $39 mil.

Otra de las novedades de la Costa Atlántica pasa por el barrio náutico Lagos del Mar, un proyecto de 83 hectáreas -en etapa de comercialización- enclavado en el ángulo donde se unen la ruta 11 y el camino de acceso a las playas de Mar Chiquita.

El lugar tiene un amplio frente que da sobre la ruta, un lateral sobre el mar y un fondo hacia la laguna. Se trata de un espacio que privilegia el equilibrio ecológico, la flora y fauna autóctona y está destinado a los amantes de la pesca y los deportes náuticos sin motor: kayak, windsurf, parapente, canotaje y kitesurf.

SEGUÍ LEYENDO