La protesta se realizó frente al Polo Judicial de Lanús
La protesta se realizó frente al Polo Judicial de Lanús

Integrantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) protestaron este martes por la mañana frente al Polo Judicial de Lanús para exigir la liberación de Kevin Ortega y Jonathan Mendoza, dos jóvenes de 18 años que están detenidos desde el 19 mayo por asaltar y balear a una mujer en Villa Caraza.

Según los manifestantes, sus compañeros se encuentran "ilegalmente detenidos sin tener un solo testigo en su contra". Además, niegan que hayan cometido ese hecho ilícito y que se ganen la vida como motochorros.

La manifestación, que comenzó a las 10, bloqueó por completo la avenida Hipólito Yrigoyen al 3900. Allí, militantes de la organización que lidera el dirigente social Juan Grabois irrumpieron con carteles para pedirle al juez Dr. Esteban Baccini del Juzgado de Garantías Nº 12 que los ponga en libertad.

Afiche de la convocatoria para la movilización
Afiche de la convocatoria para la movilización

"Busquen a los culpables, los pibes no lo son. Ellos son inocentes. Las pruebas están. Lean la causa", denunciaban en unos carteles escritos a mano con la cara de los detenidos.

Más allá del reclamo de familiares y amigos, los jóvenes fueron procesados con prisión preventiva por "robo agravado por el empleo de arma de fuego y por haber causado lesiones graves en concurso real con encubrimiento", y embargados en 635 mil pesos cada uno.

Además, se corroboró que la moto en la que circulaban Ortega y Mendoza tenía pedido de secuestro activo desde el 17 de mayo a solicitud de la seccional 27 de la Policía Federal.

Familiares y amigos de los detenidos le exigieron al juez su liberación
Familiares y amigos de los detenidos le exigieron al juez su liberación

En el expediente judicial figura que los jóvenes "se apoderaron ilegalmente de un teléfono celular marca Samsung de la mujer efectuándole un disparo de arma de fuego a la altura de su pierna izquierda provocándole fractura de fémur para luego darse a la fuga".

Por su parte, el juez Baccini libró un oficio al Servicio Penitenciario Provincial para solicitar el cupo respectivo para el alojamiento de los jóvenes en alguna unidad carcelaria lo antes posible.