Gracias a una donación de la Fundación Flora y Fauna, la provincia de Santa Cruz creó el Parque Provincial Cueva de las Manos, en un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, pero que hasta hace poco estaba en mano de privados.

La cueva de las manos y todo el terreno que la rodea era parte de una finca ganadera. La visita turística se limitaba a un recorrido desde un estacionamiento hasta el alero en el que empezaban las pinturas, pero sólo podían acceder 20 personas cada dos horas. Era explotado por la Provincia a través del municipio de Perito Moreno, y el dueño de los terrenos se quedaba con un porcentaje.

En 2015, la Fundación Flora y Fauna compró 25 mil hectáreas con el objetivo de hacer un área protegida. Hoy finalmente se concretó la primera parte del plan: las 600 hectáreas dentro de las cuales está la cueva fueron donadas a Santa Cruz, que el 27 de septiembre aprobó una ley que creó el parque provincial "Cueva de las Manos". Con el resto de los terrenos se hará un parque nacional.

La directora de la ONG, Sofía Heinonen, recordó a Infobae cómo fue el proceso. "Nos parecía increíble que un sitio de invaluable valor histórico estuviera en manos privadas, por lo que empezamos a buscar financiamiento y en 2015 compramos los terrenos. Luego nos encargamos de restaurarlo: reforzamos los alambrados, acondicionamos el sitio, entrenamos a los guías, diseña nuevos nuevos senderos y articulamos el trabajo de todos los actores). Hoy culminó la primera parte de nuestro trabajo", comentó.

"Lo importante es que ahora no sólo va a poder visitar la cueva, sino otros atractivos, como el cañón en el que está ubicada, las lagunas con flamencos y la meseta, que tiene una vista impactante", añadió.