El joven desapareció en 1993
El joven desapareció en 1993

Efectivos de Prefectura Naval Argentina, un instructor especializado de la Procuración General de la provincia de Buenos Aires y el fiscal Marcelo Martini reanudarán desde hoy la búsqueda del cuerpo de Miguel Bru, el estudiante de periodismo desaparecido desde el agosto de 1993, cuando tenía 23 años.

En total se llevarán dos operativos. El primero será antes del mediodía en la Comisaría Novena de La Plata, donde estuvo detenido ilegalmente. Se trata de la primera búsqueda en más de 25 años en el lugar donde fue visto por última vez con vida. Buscarán con georradar si hay restos óseos en las paredes y pisos, lo que sería la primera vez que se haga una pesquisa de esta magnitud en la comisaría. "Queremos sacarnos la duda, porque hay un montón de gente que ha señalado a la comisaría y nunca pudimos ir", dijo Rosa Schonfeld, la mamá del joven.

"Es mucha gente la que ha declarado sobre la posibilidad de que ahí esté el cuerpo de Miguel y por fin ahora el fiscal pidió esta medida y el juez hizo lugar", señaló Rosa Bru al diario Infocielo. "De esta manera se podrá saber si debajo de los pisos de la comisaría hay un cuerpo extraño, lo que no significa que, de ser positivo, sea un cuerpo humano. Pero habilitaría para hacer excavaciones", agregó la mujer.

El rastrillaje se ordenó a partir de datos brindados por el ex secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de La Plata, Mario Gianotti, quien en el 2015 se presentó ante el fiscal Fernando Cartasegna (quien estuvo a cargo de la investigación hasta hace unos meses) para aportarle información de un testigo que decía conocer dónde había sido enterrado el cuerpo de Bru.

Rosa Bru, la mamá de Miguel (DyN)
Rosa Bru, la mamá de Miguel (DyN)

El otro lugar que será nuevamente inspeccionado es la zona conocida como "Las Cuevas", en la playa Bagliardi de Berisso. Allí ya habían estado en noviembre y diciembre del año pasado, aunque el resultado de los allanamientos fue un tanque con concreto, cuyo peritaje determinó que no contenía restos óseos. Pero en esta oportunidad los investigadores irán más allá y se dirigirán hasta un sector de la localidad bonaerense de Magdalena.  De acuerdo con el diario Hoy, este último operativo tuvo que ser pospuesto debido a que aún no terminó de bajar el agua acumulada de las intensas tormentas de los últimos días en casi toda la provincia.

Si bien Miguel sigue sin aparecer, su muerte se comprobó a través de pruebas indirectas y tras un juicio, en 1999 fueron condenados a prisión perpetua los policías Justo José López y Walter Abrigo, acusados de tortura seguida de muerte, privación ilegal de la libertad y falta a los deberes de funcionario público. Juan Domingo Ojeda, entonces comisario, fue condenado a dos años de cumplimiento efectivo de la pena, pero recuperó su libertad con solo ocho meses tras las rejas, al igual que el oficial Ramón Cerecetto.

Seguí leyendo