Una feroz pelea entre estudiantes de una escuela secundaria en Corrientes generó preocupación en la comunidad educativa de la provincia. Dos alumnos de 14 y 16 quedaron internados como consecuencia de dos incidentes con unos compañeros.

En uno de los hechos, ocurrido el viernes al mediodía, dos alumnos de la escuela Arturo Frondizi, del barrio Molina Punta, se pelearon a puño limpio en la esquina de las calles Ballerini y Sara Sáenz Cavia, a unos pocos metros de la entidad educativa.

Un conflicto desarrollado durante el curso del día llevó a los dos estudiantes a enfrentarse en un denominado "mano a mano" en el medio de la calle, a la salida del colegio. Mientras el resto de alumnos rodeó a los protagonistas, los estudiantes no dudaron en trenzarse a golpes de puño.

La pelea duró apenas unos segundos. Uno de los estudiantes trastabilló y, al caer al piso, recibió una tremenda patada en la cara por parte del otro alumno. Cayó hacia atrás claramente conmocionado. La riña se terminó al instante y, al ver el estado del estudiante, uno de los presentes reclamó: "¡Llamen a una ambulancia!".

El chico de 16 años fue derivado al hospital local más cercano con un cuadro de "conmoción cerebral", pero fue dado de alta a las pocas horas. Asimismo, su padre realizó la denuncia en la Comisaría 17°, donde se inició una investigación por "lesiones".

Un chico de 14 años cayó herido de arma blanca después de una pelea entre estudiantes
Un chico de 14 años cayó herido de arma blanca después de una pelea entre estudiantes

El otro caso se produjo el mismo viernes por la noche. Un problema entre dos grupos de estudiantes se desarrolló en las inmediaciones del parque Mitre y terminó con un desenlace muy preocupante.

Al ser dispersados de la zona, la pelea entre dos grupos de adolescentes continuó en el camino hacia el centro de la capital provincial. Allí, un chico de 14 años fue apaleado y atacado con un cuchillo. Después de tambalear durante unos 150 metros, el joven cayó sobre la entrada a un local de electrodomésticos en la calle Córdoba al 700. Luego, fue derivado al hospital pediátrico Juan Pablo II, donde quedó internado fuera de peligro con un importante tajo en el muslo de la pierna derecha. La madre del chico herido radicó su denuncia en la Comisaría 4°.