A mediados de mayo, María Victoria Camuyrano viajó a Estados Unidos para "restituir" a sus dos hijas al padre a partir de un fallo de la Corte Suprema de Justicia. Antes de viajar, Camuyrano contó a los medios que su ex Alberto Quintana era investigado por supuestos abusos contra una de las menores. Sin embargo, la semana pasada el hombre fue sobreseído en esa causa.

En un comunicado enviado a la prensa, Fabiana Marcela Quaini, abogada de Quintana, señaló que el Juzgado en lo Criminal y Correccional Nro 44 resolvió sobreseer al padre de las nenas de la causa en la que era investigado por supuesto "acoso sexual" a partir de las acusaciones realizadas por su ex pareja y su ex suegra.

María Victoria Camuyrano, de 44 años, viajó el 15 de mayo a la ciudad de Virginia y al llegar fue detenida por la justicia de ese país por estar denunciada por secuestro.

Sin embargo, en las últimas horas la abogada de Quintana expresó en el comunicado que Camuyrano "secuestró y retuvo ilegalmente en la Argentina" a las dos hijas del matrimonio que tuvo con Quintana "cuando la dirección era en Virginia".

En este sentido, señaló que la Corte Suprema ordenó la restitución de las menores y aclaró que Quintana "ya fue sobreseído por la Justicia por la falaz acusación de abuso sexual" presentada por Camuyrano y su ex suegra.

La Sentencia de la Corte detalló que "no puede dejar de ponderarse el proceder de la madre que deja traslucir una llamativa coincidencia entre la oportunidad y entidad de sus denuncias, con los reclamos realizados por el padre de las niñas para lograr su regreso a los EE.UU".

Por su parte, el padre de las nenas escribió un descargo donde criticó a la justicia argentina, calificó de "mitómanas" a Camuyrano y a su madre y afirmó que sus hijas "se encuentran muy bien en una familia sana".