La concesionaria Collins Automotores de la marca Chevrolet, ubicada en la esquina de la avenida San Martín con General Paz en el barrio porteño de Villa Devoto, se derrumbó esta madrugada y dejó grandes daños materiales, escombros y una decena de autos apilados.

En esa estructura de dos plantas trabajaron Bomberos, ambulancias del SAME y miembros de Defensa Civil.

De acuerdo con lo informado por el diario Clarín, no se reportaron hasta el momento heridos ni víctimas fatales.

Vecinos de casas contiguas a la concesionaria fueron evacuados por personal de Bomberos ante la posibilidad del algún desmoronamiento.

Uno de ellos relató a TN lo que vivió durante la madrugada de este martes: "Estaba en casa, escuché un estruendo y vi movimientos de bomberos y ambulancias. Cuando empecé a caminar, observé el derrumbe de la concesionaria. Justo ahí había una parada de colectivos".

Luego expresó que "la concesionaria se encontraba en obra porque estaban ampliando el local, era una estructura vieja".