Las ganadoras posan con sus diplomas
Las ganadoras posan con sus diplomas

L'Oréal Argentina junto al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) llevaron a cabo la ceremonia de entrega de la 12° Edición del Premio Nacional L'Oréal-UNESCO "Por las Mujeres en la Ciencia" edición 2018 en "Ciencias de la materia".

El programa, que busca premiar la excelencia científica, promoviendo y estimulando la participación de las mujeres en el ámbito científico, destacó la labor local y premió dos proyectos.

La ceremonia estuvo encabezada por el Director General de L`Oreal Argentina, Marcelo Zimet, y los vicepresidentes del CONICET, doctor Miguel Laborde y doctora Mirtha Flawia. El acto también contó con la presencia del Secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Ing. Jorge Aguado. "Para nosotros este premio es algo muy especial y esperado", dijo Zimet.

"Comenzamos con este galardón hace doce años, y en este tiempo tuvimos cinco laureadas internacionales: el Premio L`Oreal se constituyó como uno de los premios de ciencia más importantes del mundo".

Laborde, que además de ser vicepresidente de Asuntos Tecnológicos pertenece al gran área que corresponde a la disciplina de esta edición -Ciencias Agrarias, Ingenierías y Materiales-, destacó que de las seis premiadas de este año, cinco sean de diversas partes del país y solo una radicada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. "Todos los temas de investigación de las laureadas son temas de frontera y tienen una fuerte impronta de transferencia: eso demuestra que han sido muy bien elegidas", subrayó.

El premio, que pone de manifiesto la importante contribución de la mujer a la ciencia, consiste en dos categorías: PREMIO, con un apoyo económico de cuatrocientos mil pesos ($400.000) para que la investigadora ganadora siga desarrollando su proyecto en el país, y BECA, en la que se le otorgan doscientos ochenta mil pesos ($280.000) para una joven investigadora o becaria en etapa de formación postdoctoral. Además, se reconoce a otras dos científicas dentro de cada categoría, como menciones especiales.

Goyanes busca desarrollar filtros con nanopartículas como absorbentes de materiales contaminantes del agua
Goyanes busca desarrollar filtros con nanopartículas como absorbentes de materiales contaminantes del agua

En esta edición, el premio de 2018 fue otorgado a la doctora Silvia Goyanes, que lidera el proyecto "Inmovilización de nano adsorbentes en membranas nanofibrosas electroestiradas para remoción de contaminantes en agua dulce".

Goyanes busca desarrollar filtros con nanopartículas como absorbentes de materiales contaminantes del agua. "Gracias por premiar el trabajo apasionado que hacemos todos en el laboratorio. Nuestro objetivo es desarrollar productos que sirvan para aplicaciones industriales, y en ese sentido, siento felicidad, porque este premio matchea perfecto con nuestro espíritu de trabajar con empresas", dijo Goyanes al recibir el premio.

A su vez, la beca de este año fue entregada a la doctora Florencia Montini Ballarin, por su trabajo "Desarrollo racional de matrices tridimensionales para regenerar músculo esquelético isquémico mediante técnicas combinadas de impresión 3D y electrohilado", que se basa en diseñar estructuras que actúen como matriz extracelular temporal y promuevan la interacción celular conduciendo a la regeneración de tejido para reemplazar músculos.

"Estoy super emocionada –expresó la científica galardonada-: este premio es muy importante para todas las que hacemos investigación. Es pionero. Ojalá contagie la pasión que le ponemos a nuestro trabajo, y que muchas otras mujeres se vuelquen a la ciencia para hacer aportes a la sociedad".

El Premio Nacional se encuadra dentro del Premio L'Oréal-UNESCO "For Women in Science", un programa sin precedentes en el mundo que lleva 20 años de trayectoria. Los trabajos presentados fueron evaluados por un comité de reconocidos especialistas en esta materia y un Jurado de Notables integrado por representantes del CONICET y autoridades de L'Oréal Argentina.

Mujeres en el mercado de trabajo

En 2017, L'Oréal Argentina acompañó la entrega del premio con una campaña que dio visibilidad a la desigualdad de oportunidades de las mujeres en el ámbito científico, donde ocupan sólo el 30% a nivel mundial. En esta línea, la compañía continúa su trabajo de concientización social impulsando un estudio sobre las mujeres argentinas en la ciencia. El trabajo forma parte del proyecto Mujeres en el mercado de trabajo: una deuda y una oportunidad, llevado a cabo por CIPPEC.

En el ámbito de la investigación, si bien las mujeres representan más de la mitad (52,6%) de los investigadores de universidades públicas del país, están fuertemente subrepresentadas en el sector privado, donde sólo una de cada cuatro son mujeres. La desigualdad también se evidencia al analizar las posiciones jerárquicas, donde representan sólo un 42% de investigadores principales, proporción que cae a sólo una de cada cuatro investigadores superiores.

También hay desigualdades a la hora de conseguir financiamiento para los proyectos científicos. Las iniciativas dirigidas por mujeres reciben un 25% menos de fondos que las que están a cargo de varones. Además, los proyectos dirigidos por mujeres se componen en general por mayoría femenina, mientras que los encabezados por varones tienen una mayoría masculina. El contraste más notorio en este aspecto se da en el campo de ingenierías y tecnologías (37% de mujeres en equipos dirigidos por varones).

La investigación detectó que, en el país, nueve de cada diez niñas de entre seis y ocho años asocian la ingeniería a habilidades masculinas. Por otra parte, un 30% de las niñas de estas edades señala que la matemática es la materia que menos le gusta, porcentaje que asciende a un 40% entre los nueve y diez años.

En el ámbito de estudiantes universitarios en carreras de ingeniería y ciencias aplicadas, se advirtió que sólo uno de cada cuatro de los cursantes son mujeres.

En el contexto actual de transformación tecnológica se prevé que en los próximos años aumente la demanda laboral vinculada al sector tecnológico, pero no así la cantidad suficiente de graduados para cubrirla. Entre 2010 y 2015, sólo el 16% de los inscriptos en carreras universitarias vinculadas a la programación fueron mujeres. En 2018, hubo una inscripta mujer por cada siete varones.

Si bien las mujeres son minoría entre los estudiantes de informática, esto no siempre fue así. El estudio de CIPPEC revela que en la década de 1970, las mujeres representaban tres de cada cuatro estudiantes (75%) de informática en la Universidad de Buenos Aires, mientras que actualmente son apenas una de cada diez (11%).

SEGUÍ LEYENDO: